Una jueza realizó una inspección en la Brigada de Palomar, ante amparos contra el Aeropuerto

La jueza en lo contencioso administrativo federal de San Martín Martina Forns cumplió este mediodía con la inspección ocular que había ordenado en la 1° Brigada Aérea de El Palomar, para así determinar si corresponde o no detener las obras que se iniciaron para abrir un aeropuerto.

En su juzgado recayeron al menos dos amparos, uno que reclamaba una audiencia pública y un estudio por el cuidado del medio ambiente y otra, más importante aún, que decía que las obras estaban afectando un sitio de la Memoria, cuando todavía hay juicios de Lesa Humanidad en marcha.

Las denuncias, como la visita, estuvieron fogoneadas por sectores del kirchnerismo, que utilizaron la Base como pista comercial en noviembre de 2010, pero ahora se oponen al plan de vuelos Low Cost que lanzó el Ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y que le puso fecha al primer vuelo desde El Palomar: el 10 de febrero.

Esta tarde, el diputado nacional Horacio Pietragalla señaló en su cuenta de twitter que durante «la inspección con la Jueza Forns, se comprobó que se comenzó a destruir el centro clandestino de detención donde pasaron muchos compañer@s y salieron vuelos de la muerte”.

Forns hizo lugar a una demanda de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre y solicitó con carácter “urgente” una respuesta del juzgado de Daniel Rafecas para determinar el “uso criminal” de la base que funcionó como centro clandestino de detención durante la última dictadura militar, por lo que está reconocida como Sitio de memoria.

La primera parte del fallo de Forns refiere al amparo ambiental presentado por los abogados y vecinos Lucas y Leandro Marisi y convocó para el lunes a las 11 a los denunciantes y a los apoderados del Ministerio de Transporte y de la Administración Nacional de Aviación Civil “conforme el principio precautorio” de la Ley General del Ambiente, norma que el amparo vecinal sostiene se incumpliría en caso de instalarse un aeropuerto comercial en la zona.

Por su parte, Dietrich continuó con el plan trazado en el decreto 1092, con el que el Gobierno confirmó que pasaba el aeródromo militar el Sistema Nacional de Aeropuertos, y confió en que el aeropuerto pueda comenzar a operar en las primeras semanas de febrero. El plan de obras, que consta de tres etapas y una valor total de 1600 millones de pesos, estará a cargo del Aeropuertos Argentina 2000, del grupo Eurnekian.

La primera aerolínea low cost en operar sería FlyBondi. Ya tiene planeado llegar a Tucumán y Salta. Pero hay otras aerolíneas interesadas.

“Tenemos pedidos de 24 intendencias para que hagamos aeropuertos en sus ciudades. El impacto en el desarrollo local que genera un aeropuerto es abismal, porque genera más seguridad y más oportunidades laborales y comerciales», aseguró el viernes Guillermo Dietrich.

El Palomar sería el tercer aeropuerto del Área Metropolitana de Buenos Aires, y el primero en estar conectado al tren ya que se encuentra a 300 mts de la estación Palomar de la línea San Martín. Otros medios de transporte que pasan por allí son los colectivos. Pasan por la zona unas siete líneas: 53, 123, 182, 252, 320, 326, 634. En cuanto a la accesibilidad vehicular, El Palomar se vincula directamente con la Ruta 4; con Panamericana a través del Camino del Buen Aire por Av. Roca; está a unos 3,3 km de Acceso Oeste; y a 8 km de la Av. Gral. Paz.