La nena que viajó a USA para ser operada por una cardiopatía se recupera con éxito en casa

Victoria Vicente, la nena de 3 años que viajó a Boston (USA) para ser operada del corazón por una Cardiopatía Congénita Compleja, se recupera en su casa de Morón. La compleja y costosa intervención pudo resolverse gracias a una tremenda campaña solidaria en las redes sociales.

“Vicky se está recuperando rodeada del amor de su familia, gracias al esfuerzo de muchas personas de buen corazón y al equipo médico altamente especializado que la trata”, afirmaron los padres de la menor.

La niña fue operada el pasado 4 de diciembre en el Boston Children‘s Hospital, un centro pionero a nivel mundial en el tratamiento de chicos con cardiopatías complejas, que aceptó evaluarla y ofrecerle la mejor alternativa terapéutica para su condición.

La mamá de la niña, Noelia Corvalán, indicó que la intervención fue un “éxito” y los profesionales médicos le aseguraron que la evolución “va a ser buena”.

“A 20 días de su cirugía Vicky disfrutó de una navidad muy especial. Gracias a todos los que ayudaron con el corazón para que nuestra guerrera tenga su oportunidad. Dios está con nosotros”, expresaron sus padres.

Victoria nació en el 2014 en una clínica de Morón con una Cardiopatía Congénita Compleja que incluía atresia pulmonar con septum intacto. La nena tuvo su primera cirugía a corazón abierto a los 2 días de vida y otra a los 6 meses. Luego atravesó por una tercera y una cuarta.

A partir de ahí, su familia se contactó con el Hospital de Niños de Boston, ante la necesidad de encontrar un equipo médico altamente capacitado para la atención de su hija. Paralelamente comenzaron a solicitar la colaboración de la comunidad con el fin recaudar fondos destinados a cubrir los gastos del tratamiento médico.

En ese orden, la familia Vicente, junto a sus amigos, iniciaron la campaña solidaria “Ayudemos a Vicky”, a través de la cual reunieron 150 mil dólares para pagar los costos del nosocomio norteamericano, gracias al aporte de los vecinos.Según se informó, en Argentina nacen aproximadamente 200 niños al año con Cardiopatías Congénitas Complejas (CHD). Muy pocos acceden a un tratamiento con diagnóstico prenatal o post natal, que muchas veces no es efectivo o deja consecuencias neurológicas irreversibles.

Fuente: Diario Popular