Vecinos volvieron a protestar contra las tasas, tras el revalúo que disparó los valores más del 100%

El revalúo inmobiliario en la Provincia de Buenos Aires fue la mejor excusa para que las comunas actualicen valores de referencia. En Morón esto se blanqueó y se puso un techo de 50% de aumento en las tasas. En Hurlingham se disparó por encima del 100% y la gente estalló.

El distrito administrado por Juan Zabaleta (PJ) es uno de los tres que más elevó sus tributos en enero. Tras la reforma fiscal, que fue aprobada por unanimidad, Cambiemos denunció que el ajuste fue mayor al «60% promedio» votado en diciembre y hace campaña contra «el tarifazo» municipal.

Cruzando de vereda, el kirchnerismo junta firmas en Morón contra el revalúo de Ramiro Tagliaferro, que según datos oficiales afectó a un 15% de los contribuyentes. Es cierto que en Hurlingham las tasas venían atrasadas. Pero la suba cercana al 160 en un año pegó más fuerte.

Ayer, por segundo día, vecinos tomaron la Municipalidad ubicada en la calle Pedro Díaz 1710, bajo la consigna «no se paga» y «que se queden sin un mango».

Por ejemplo, a Mariela el aumento de la TSG al 115%. María, una jubilada, también recibió más del 100%. En diciembre de 2017 pagó $435 y en enero de 2018 deberá pagar $ 1012. El argumento oficial es que el revalúo afectó las partidas. No se salió por ahora a revisar los aumentos. Y por eso es Cambiemos el que ahora expone «la hipocresía» de un intendente que hizo campaña con el aumento de tarifas de energía.

El revalúo de ARBA fue en promedio del 56%. Y recompuso valores antiguos de las propiedades. Esto, sumado a los aumentos lineales que se hacían en los municipios todos los años, disparó las liquidaciones. En Merlo se denunciaron aumentos de 1600%. Y no los firmó Aranguren.