Marcha del 21: Las críticas al Gobierno y las contradicciones también invaden a la CGT Regional

La semana pasada la CGT Morón respaldó la movilización del 21 de febrero. Lo hizo junto a dirigentes de la CTA kirchnerista, del PJ y de referentes de las patas piqueteras del Evita y Libres del Sur, hoy aliadas de Moyano. También hubo ausencias y discursos muy difíciles de explicar.

Aunque la convocatoria originada por el moyanismo volvió a dividir al arco gremial, tanto arriba como abajo se tejen acuerdos que ni siquiera responden a los mismos intereses. Mientras Carlos Acuña padre, uno de los triunviros de la CGT Nacional, se alejó de una marcha marcada por los problemas judiciales de quien la convocara, Carlos Acuña hijo, concejal renovador de Ituzaingó, convocó a la misma.

Junto al edil estuvo, como era previsible, Marcelo Notario, delegado de los Recolectores de Merlo, quien llegó al cargo sólo por ser un referente de Moyano. Brilló por su ausencia el metalúrgico Sergio Souto, quien pasó de ser ultra K y precandidato a concejal del PJ de Morón a llamarse a silencio.

El moyanismo no logró conducir a los “Gordos” e “Independientes” a nivel nacional, pero sí cuenta con el respaldo de La Bancaria. El gremio que nuclea a los bancarios también apoya los reclamos en la Regional. Y fue sede días antes de un Foro por el Trabajo, en el que convergen los mismos que ahora llamaron a marchar el 21. Estas figuras políticas y sindicales tienen un común denominador: son parte de los dispositivos que el kirchnerismo y el massismo intentan activar para reunificar al peronismo y pelear por volver al poder en el 2019.

Santiago Muñiz, titular del PJ, Morón; y Gustavo Zapata, del SUTEBA y la CTA de Hurlingham, son invitados infaltables en cada reunión. A estos se suma Libres del Sur, que hace rato tomó distancia del GEN y cerró acuerdos con los intendentes del PJ de la región Oeste.

Como ocurrió con el Foro, la CGT contextualiza con casos específicos donde hay focos de conflicto. El blanco siempre es la gestión de Cambiemos.

“Le decimos basta a los cierres de fábrica como la textil Nueva Gente (el dueño de la fábrica se presentó en quiebra y huyó, quedando el tema en manos de la Justicia Laboral) y a la única industria de jeringas del país ‘Productos Médicos Descartables’. Basta de despidos en la Municipalidad de Morón y en el Hospital Posadas. Por último, repudiamos el procesamiento y prisión de 44 días a nuestro vecino de Morón Esteban Rossano y nos oponemos totalmente a las reformas previsional y laboral y a las paritarias con techo y sin cláusula gatillo”. El comunicado de la Regional no hace lugar a ningún problema en comunas que arden bajo el control del peronismo, como Moreno.

“Va a haber un antes y un después del 21Todos los que levantan la voz en contra de este Gobierno reciben denuncias en contra. Yo pongo las manos en el fuego por Hugo, por eso los trabajadores lo vamos a acompañar a nivel masivo”, respondió Notario al portal de Primer Plano.