HCD de Hurlingham: El peronismo criticó a la economía pero evitó debatir el aumento de tasas

En el día de la marcha convocada por Hugo Moyano, el peronismo de Hurlingham evitó discutir sobre el aumento de tasas municipales, como pedía el bloque de Cambiemos, aunque más temprano impuso el acuerdo entre kirchneristas y massistas para criticar medidas del Gobierno.

El día planteaba dos sesiones extraordinarias del Concejo Deliberante, ambas realizadas en el Centro Cultural Leopoldo Marechal. La primera tuvo lugar por la mañana y allí, los concejales del acuerdo Juan Zabaleta – Luis Acuña lograron imponer su rechazo a las políticas económicas y los despidos en el sector público -INTI, Hospital Posadas-, así como la eliminación por decreto de la paritaria nacional docente o el funcionamiento de un aeropuerto comercial en la Base Aérea de El Palomar para operaciones de la aerolínea de bajo costo Fly Bondi.

El flujo constante de recursos de la Provincia para obras que el Municipio presenta como propias -Combate de Pavón, postas policiales, refacciones en escuelas, plazas y centros de salud, ensanche y repavimentación de Vergara, entre otras- no evitó que desde el oficialismo se denunciara la “discriminación” del Gobierno de María Eugenia Vidal y, también con los votos del acuñismo, se repudiara la reforma previsional impulsada en el Banco Provincia.

Donde todo el cuerpo se unificó fue en la aprobación de un pedido de informes hacia el Ejecutivo bonaerense respecto al último revalúo fiscal inmobiliario que incrementó el impuesto y que, posteriormente, terminó siendo uno de los principales argumentos del Municipio para trasladar ese revalúo a una fuerte alza de las tasas locales.

El “impuestazo” que denuncia Cambiemos era el tema previsto para el debate en la segunda sesión extraordinaria del día. Sin embargo, el peronismo no dio quórum ante un Cambiemos que no pudo siquiera completar sus nueve bancas, ya que con las ausencias de Pablo Sívori, Gabriela Flores y Marianela López, sólo pudo conseguir seis concejales presentes. En la frustrada sesión, sólo estuvieron los taquígrafos y cientos de vecinos que colmaron el Marechal y que se fueron sin respuestas ante sus reclamos por el fuerte incremento en los tributos locales.

La bronca de la gente permitió, tal vez, que pasara por alto la provocación contra ellos lanzada irresponsablemente desde el control de sonido del Centro Cultural. Sin que mediara razón, y mientras Cambiemos aguardaba en sus bancas, Charly García sonó por partida doble. Primero, con “Los Dinosaurios”. Luego, con “Canción de Alicia en el país”, de Seru Girán. Testimoniales canciones que refieren a la última dictadura militar y que nada casualmente el operador eligió para matizar la espera.

“Representamos la preocupación de los vecinos que nos piden un debate sobre el impuestazo que en algunos casos llegó al 200 o 300 por ciento. Y queremos debatir además que esa alza no la vemos reflejada en obras en el distrito, que está destrozado, sin planificación. El ciento por ciento de las obras de Hurlingham son de Nación o de Provincia”, afirmó el concejal y subsecretario de Asuntos Municipales Lucas Delfino.

Y agregó: “La gobernadora María Eugenia Vidal firmó con el intendente convenios por 364 millones de pesos de los cuales 250 ya fueron transferidos. Seguimos sin debatir temas de fondo, como haber duplicado los empleados municipales o deudas con todo tipo de proveedores que llegan al año de atraso. El Municipio está a la deriva y lo de hoy fue una falta de respeto a los vecinos”.