Macri recibió a los familiares de Once: Aliento y preocupación por la libertad de los responsables

El presidente Mauricio Macri recibió esta tarde a familiares de las víctimas y, a 6 años de la tragedia ferroviaria, escuchó los reclamos por la «lentitud» de la Cámara de Casación en confirmar (lo haría en abril) las sentencias para que «los que aún están libres vayan a la cárcel».

Tras un encuentro ameno y solemne del que participó la gobernadora María Eugenia Vidal y María Luján Rey, víctima y asesora hoy en el Gobierno de la Provincia, también insistieron en que se avance con el juicio del ex ministro de Planificación Federal kirchnerista Julio De Vido.

«El Presidente nos agradeció nuestra lucha y nos alentó a seguir buscando Justicia, a seguir por el camino que venimos llevando hace seis años. Nos dijo que no bajemos los brazos. Nosotros renovamos nuestra lucha inclaudicable hasta que cada uno de los responsables esté preso», sostuvo la madre de Lucas Menghini Rey, que murió en el accidente ocurrido el 22 de febrero de 2012.

Se trató de la primera vez que los familiares fueron recibidos por un Presidente, ya que Cristina Kirchner durante su mandato no se había reunido con ellos. Macri sí se había juntado cuando era jefe de Gobierno porteño.

Al término de la reunión celebrada en Casa Rosada, con la participación de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, la referente del grupo de familiares declaró ante los periodistas que ante Macri manifestaron preocupación porque el tribunal «tiene que confirmar las condenas de las sentencias del 2015 (en primera instancia) y todos los que están libres y sobre los que pesan penas de hasta nueve años, como (Sergio Claudio) Cirigliano vayan a la cárcel. También queremos que se avance con el juicio a De Vido», a quien señalan como máximo responsable del siniestro.

En tanto, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, confirmó que el jefe de Estado y las autoridades que lo acompañaron en el encuentro realizado en la Casa Rosada escucharon de boca de los familiares «reclamos que tienen que ver con la lucha que vienen realizando desde hace seis años por la lentitud de la Justicia» en condenar definitivamente a los responsables.

Avruj contó, al término del encuentro, que «si bien no es potestad del Poder Ejecutivo» inmiscuirse en asuntos propios de la Justicia, sí se habló en la necesidad de «avanzar en un nuevo Código Penal» para agilizar la resolución de las causas en los tribunales. En la charla, los familiares relataron también las circunstancias particulares que muchos tuvieron que vivir desde la tragedia que provocó 51 muertos y más de 700 heridos.

Hubo reclamos puntuales de ayuda psicológica y sanitaria para algunos sobrevivientes, como así también para niños que perdieron a sus padres en el accidente.

Esta mañana, las víctimas de la tragedia fueron homenajeadas por sus familiares y amigos en la Estación de Once. Exactamente a las 8.32, una sirena volvió a sonar en la terminal ferroviaria, para recordar el momento en que ocurrió el accidente.

Como luego lo hicieron ante el Jefe de Estado, los familiares reclamaron en el acto que la Cámara Federal de Casación resuelva sobre las sentencias de los condenados.

Si bien la Justicia logró probar que lo ocurrido el 22 de febrero de 2012 no fue un accidente, sino el producto de la corrupción de un sistema que desviaba plata para el mantenimiento de los trenes a los bolsillos de funcionarios y empresarios, ese fallo histórico aún no está firme.