Se salvó de milagro: Una nena estuvo virtualmente muerta en la pileta de una colonia de Haedo

Luego de difundir el hecho por redes sociales, los padres de Indiana, la nena que niña estuvo «dos minutos muerta» en la pileta de una colonia de Haedo, relataron por varios medios cómo se sucedieron los hechos. Mientras que el video del salvataje fue eliminado de varias cuentas.

El caso sucedió en la escuela de natación «Reynado», de Las Bases 221, y fue difundido por la mamá, Berenice Gómez Mansur, desde su cuenta de Facebook, con el fin de dar a conocer la negligencia de las autoridades del establecimiento.

«Indiana fue dejada negligentemente flotando boca abajo muerta durante más de dos minutos en la pileta de la colonia de vacaciones», relató en la publicación que tuvo centenares de respuestas y compartidos.

De acuerdo a lo detallado por Mansur, Reynado es un espacio deportivo reconocido que se encuentra hace más de dos décadas y que cuenta con profesionales de alto nivel.

Sin embargo, lo que se denuncia es al momento en que Indiana se ahogaba no se encontraban capacitadas para el cargo.

Hace unos dias tuve la sensación más horrenda que una mamá puede sentir, QUE TU HIJA CASI MUERA. Pero esta vez no fue…

Posted by Berenice Gomez Mansur on Saturday, February 24, 2018

La pequeña Indiana flotó varios minutos e incluso algunos niños la empujaron sin saber que se encontraba inerte hasta que la abuela de un nene la notó extraña y alertó al personal.

«A los padres de los nenes les mintieron diciendo que mi hija es epiléptica cuando mi hija es perfectamente sana», agregó la mujer, quien afirmó que posee un video del momento exacto de la situación.

Las imágenes no dejan dudas: la mujer dentro de la pileta da vuelta el cuerpo de Indiana y advierte que no muestra signos vitales. Rápidamente y tras un breve pasamanos, un hombre se la lleva para practicarle a la menor los primeros auxilios e intentar reanimarla.

Finalmente la nena volvió en sí y pudieron salvarle la vida, pero Berenice no estaba dispuesta a dejarlo pasar. Por eso en redes sociales dio detalles de lo que había ocurrido. «Me entero a los días que la profesora a cargo no sabe nadar, que la otra persona a cargo de cuidarla ese día era un menor de edad», enumeró en una publicación de Facebook.