Centros de estudiantes y dirigentes salieron a cuestionar el cierre de cursos en escuelas de Ituzaingó

La decisión del Gobierno bonaerense de achicar la oferta escolar en lugares donde la matrícula es exigua generó la primera marcha en Ituzaingó, en contra del cierre de los cursos en las escuelas secundarias 1, 2, 3, 5, 6, 11, 14 y 19, según lo que denunciaron alumnos y docentes.

La presidenta del Consejo Escolar de Ituzaingó, Marcela Cabadas, tomó distancia de la medida. «Nos preocupan estas decisiones que ponen en riesgo el derecho a aprender de los alumnos, la continuidad de sus trayectorias escolares y la fuente de trabajo del personal docente y no docente», sostuvo la funcionaria (PJ).

Ayer, manifestación eligió la plaza central del distrito. «Chicos que estaban en una modalidad como Economía o Naturales se tiene que pasar a otro ámbito y se queda si la cursada que eligió. Estamos esperando que el Frente Gremial Docente se junte con la gobernadora para revertir esta situación», indicó Sergio Nadur, representante de la Federación de Educadores Bonaerenses, al portal Primer Plano.

Por su parte Mirta Pascarelli, secretaria general de SUTEBA Ituzaingó, explicó que «tenemos instancias de análisis en relación a la cantidad de alumnos sentados y docentes frente a clase».

«Esto se hizo en 2017 con participación de directores de escuelas, inspectores generales y gremios, y no surgió nada que avale la decisión que dieron a conocer en diciembre. Vemos que es una manera de ajustar en la educación pública», aseguró.

En tanto, Nicolás Fernández, presidente del Centro de Estudiantes de la ESS Nº 11 de Ituzaingó, precisó: «Nos manifestamos en contra de la decisión porque nuestro colegio viene en proceso de crecimiento y logramos que se complete la escolaridad del turno mañana y tarde. Estas medidas, arbitrarias y unilaterales, implican un retroceso. Además, no pueden cerrar los cursos sin saber cuál es la matrícula real».