El Gallo subió la cuota, pero para Meyer no alcanza

Con tres posturas distintas se discutió ayer en la sede del club los valores de las cuotas para los socios del Deportivo Morón.  Por momentos hubo fuertes discusiones políticas. La oposición, manejada por el sabbatellismo, logró bajar el precio pretendido por el presidente Alberto Meyer, que el mes que viene debe defender en elecciones el cargo que ostenta.

Fue la primera derrota de Meyer, que en apenas un año logró ordenar al club y ascenderlo de categoría. “No fue fácil y la asamblea se transformó por momentos en bochorno”, graficó a MPQuatro el periodista Manuel Garrido.

Morón viene de lograr el ascenso, semifinal de Copa Argentina y está en zona de reducido de la B Nacional. Bajo la conducción de Spina-Sauro, el club lobró mudarse, pero terminó esa gestión con un club flaco de promedio, hechos de violencia y endeudado. Para el sabbatellismo, fue Sauro que el arribó a Walter Otta, el DT campéon, que confirmó Meyer.

La postura del oficialismo pretendía llevar la cuota de 200 a 350 pesos. La otra era de aumentarla 50 pesos, porque decían «la situación económica no da para tal aumento. «Ahí se vio un quiebre entre el oficialismo y algunos socios y fue cuando el presidente les dijo a los socios que ‘esto es un club de fútbol y que con esta cuota no se puede sostener el plantel’”.

Según Garrido “muchas cuestiones quedaron para la próxima asamblea, donde se definirá las dos posturas de ser un club social o ser un club de fútbol”. Además se definirá el valor de la cuota social de los menores.

Los nuevos valores quedaron así: Socio Popular $250; Platea Capelli $ 300; Platea Oficial $400; Damas $ 250; Menores (se tratará en la próxima Asamblea) $100.

A todo esto, Morón logró abrir la pileta en la sede social «gracias a la colonia del municipio», que dicho sea de pasa sigue negociando con Coto las obras que hacen falta para terminar con el proyecto licitado en 2013.