El HCD de Morón aceptó el Pacto de Responsabilidad Fiscal Municipal

El bloque de concejales Cambiemos impulsó la adhesión de Morón al nuevo régimen de Responsabilidad Fiscal que sancionó la Legislatura para las comunas. La norma, apoyada por 1País, le pone límites al gasto en los últimos 6 meses de gestión municipal y establece parámetros para la inversión y el endeudamiento. El kirchnerismo votó en contra.

Entre sus principales medidas, la Ley 14.984 impide que el gasto corriente crezca más allá de la inflación y que la planta de personal sobrepase el crecimiento de la población.

Asimismo, limita las posibilidades de endeudamiento de los municipios a un 10% de los recursos corrientes y obliga a que sea remitida a la Provincia la Ordenanza Fiscal e Impositiva para que se publique un indicador de presión tributaria.

La titular del Concejo Deliberante, Natalin Faravelli, consideró: «Estamos subiendo la vara con la que medimos nuestra gestión. El Intendente Ramiro Tagliaferro impulsó desde que encabeza el Gobierno de Morón una política de responsabilidad fiscal, pero ahora directamente nos obligamos a través de esta norma a tener cuentas acordes a nuestros ingresos».

En ese sentido, el concejal Emiliano Catena recordó que «en 2016 el Gobierno de Morón tuvo superávit económico y financiero, mientras que se esperan resultados similares para el cierre de 2017. Además, el indicador de endeudamiento se encuentra por debajo del tope establecido por esta ley».

Por supuesto, el sabbatellismo se sintió tocado, pero además consideró que con la ley se perdía autonomía municipal, por lo cual se negó a respaldar la norma.

«Este pacto limita el crecimiento de personal y endeudamiento. El pacto fiscal condiciona la asistencia al municipio, según los criterio de La Plata. Una intromición que convierte a los intendentes en gerentes de sucursales. Creemos en la regionalización. Y este pacto vulnera este principio», razonó el concejal K Claudio Román.

Por su parte, la margarita Sandra Yametti (GEN-1País), explicó el acompañamiento al Pacto Fiscal en lo que significa «una mayor transparencia» y pidió que «se avance en los aportes que queremos hacer» desde ese espacio en tal sentido.

«La ordenanza es una autolimitación en el uso de los recursos municipales, que además va a ser premiado por la Provincia, que va a premiar con más recursos a los gobiernos que los cuiden», explicó la jefe de bloque de Cambiemos, Analía Zappulla.

La concejal también negó que la ley, cuya adhesión fue aprobada por 16 votos a favor, signifique un «ajuste del Estado».

«Es un acuerdo de gobernabilidad a futuro. Esto que pasó en 2015 que a último momento agregaban miles de empleados a la plantilla tras perder la elección, o que armaban contratos que sobrepasaban su mandato (lease: El FPV con Lucas Ghi y Urbaser en 2015, con la contratación de la limpieza urbana hasta 2022)», indicó Zappulla.

Y agregó: «Son cosas irresponsables. El pacto ciuda los últimos meses de la gestión, impide el crecimiento desmedido del gasto sobre los recursos y acota la posibilidad de nombrar personal sobre el final de un mandato. El Estado no se acaba con el  final de un gobierno. La ley protege al Estado de la irresponsabilidad de dirigentes que como ocurrió en 2015, muchas veces tienen disposiciones que rozan con el sabotaje».

En la misma sesión, se renovó la licencia del concejal y ex intendente Lucas Ghi (FPV), en tanto que se aprobó la renuncia de Sebastián Simone, primer concejal suplente de Cambiemos en 2015. Fue secretario de la UGC 4 desde Castelar en diciembre de ese año, pero tuvo que renunciar a las pocas semanas, cuando enfrentó una protesta del sabbatellismo y ante el primer roce se arrojó al piso al grito de «prensa, prensa». El video se viralizó y condenó su suerte.

https://youtu.be/spwS7rHOGgc