Bachillerato para Adultos: Una reforma en falso, entre la improvisación y el boicot

Fuentes educativas confirmaron a este medio que los bachilleratos para adultos continuarán vigentes, a partir de la resistencia que generó en sectores gremiales la división de ese ciclo, entre los menos y adultos, una medida que obedecía a una Resolución del Consejo Federal de Educación. La protesta de ayer en Morón terminó con una versión de los propios manifestantes sobre la «marcha atrás» de la reforma bonaerense, mientras que desde esferas oficiales explicaron que hubo diferentes problemas de aplicación, entre ellos un boicot laboral.

A pesar de que era una medida consensuada por el Consejo de Educación de la Provincia, que integran los gremios docentes, primó en el Gobierno la (repetida) estrategia de no darle mayor entidad y no responder a las críticas sobre el bachillerato para adultos, que terminó con una caravana en Morón, ayer, un punto estratégico de la oposición, por ser este un distrito clave de Cambiemos y de la Gobernadora Vidal.

Anoche las versiones de los propios manifestantes eran encontradas. Dirigentes de la rama Multicolor (izquierda) del SUTEBA indicaban que la protesta había sido efectiva. «Los bachilleratos no se van a cerrar, pero van a formar parte de la Dirección de Educación de Adultos. Los alumnos hoy siguen sus clases normalmente», sostuvo la educadora Tamara Sotello, referente en Morón de «Tribuna Docente».

«Tres instituciones de Morón que ya no podrán inscribir para el primer año y quienes se anotaron serán reubicados. La situación la viven las escuelas N° 18 de El Palomar, N°14 de Castelar y N° 11 de Morón. Desde Unidad Ciudadana acompañamos el reclamo de la comunidad educativa que hoy vive el ajuste en la educación secundaria de adultos», señalaba por la mañana el concejal K Hernán Sabbatella.

En rigor, se sabía que las resoluciones 1657 y 327 de 2017 llevarían a la práctica la instrucción del Consejo Federal, de sacar a los adultos de las escuelas secundarias, pudiendo terminar ese ciclo en los CENS, el Plan FINES y en las escuelas para adultos (En Morón, la Media 18).

Sin embargo, según contaron esta mañana desde la Jefatura Distrital, hubo personal escolar que se negó no no supo cómo a inscribir a los estudiantes de acuerdo a la reforma, y luego también resistió su aplicación. «Lo que hicieron fue tomar más matrículas del primer año para el bachillerato para adultos», que se daba en varias escuelas del distrito y de la Provincia, se explicó. Entonces, con esa lista en espera, el Gobierno se sintió presionado: Por un lado, debía asegurarles la vacante, pero la infraestructura no estaba preparada para el traspaso.

«Es cierto que no hay capacidad en los CENS», se admitió en Educación. «La intención es reabrir los bachilleratos juveniles vespertinos de 15 a 18 años. Es inaplicable por los módulos de los profesores», explicaron desde Tribuna Docente. Y aclararon, horas después de una protesta que denunciaba lo contrario: «No se cierran los bachilleratos. Hubo una vuelta atrás. Siguen en el mismo lugar, con los mismos profesores».

«Es la desaparición del bachillerato para adultos, comenzando por el primer año», comentó Sotello. Está claro que el ciclo, tal como se lo conocía, va a dejar de existir. Pero no es una medida descolgada. Lo que falló fue la tarea de campo para reasignar recursos acorde a la matrícula. Esto no se hizo o se hizo mal. Una circular de la Dirección de Escuelas a la que a tuvo acceso este medio así lo explicaba a las escuelas:

«En el caso que los Bachilleratos de Adultos dependientes de la Dirección de Secundaria hayan pre inscripto mayores de 18 años o se acerquen a sus instituciones deberán derivarlos a las BUD, Bocas Únicas Distritales, dependientes de la Dirección de Educación de Adultos para ser incluidos en alguna de las ofertas de dicha Dirección.

Los Bachilleratos de Adultos pertenecientes a la Dirección de Educación Secundaria, nuclearán a los estudiantes menores de 18 años y con dicha matricula podrán realizar: la apertura de Aulas de Aceleración como una estrategia de reingreso y aceleración del Ciclo Básico del Nivel Secundario y/o la apertura de secciones para el Ciclo Superior en el turno correspondiente a la demanda establecida como lo indica la Disposición 33/18 de la Dirección de Secundaria. La apertura y función del aula de aceleración se encuentra en la Disposiciòn 34/18 de la Dirección de Secundaria.

Los Bachilleratos de Adultos que tienen un equipo directivo propio, no están incluidos en ninguna Escuela de Nivel Secundario, pasarán a depender de la Dirección de Educación de Adultos, sin modificar la situación de revista, ni el ingreso de los docentes, manteniendo a los estudiantes que están en segundo y tercer año, independientemente de su edad.

Actualmente contamos con 38 instituciones educativas en toda la provincia con estas características.

Es necesario que se vaya en búsqueda de la matrícula, tanto de menores de 18 años como de jóvenes y adultos de edad superior a los 18 años. Realizar la tarea de campo es algo esencial en la Educación de Jóvenes y Adultos y creo que también en el Nivel Secundario a partir de la sostenida perdida de matrícula que demuestran los números oficiales de población sin su terminalidad secundaria.
Si se trabaja seriamente no tengo dudas que habrá aulas de aceleración y secciones vespertinas donde los docentes de primer año tendrán prioridad en su cobertura. Nadie perderá su puesto de trabajo y los adolescentes estarán en el lugar que siempre debieron estar.

En cuanto a la oferta de Educación de Adultos, hasta tener clara la matricula que pasa se garantizara la terminalidad a través del Plan Fines. Luego se procederá a la creación y aperturas de CENS y de secciones donde lo amerite de acuerdo a la demanda de matrícula. NADIE VA A QUEDAR SIN ESTUDIAR EN LA POBLACION DE 18 AÑOS O MAS.

De ser necesario se abrirán Comisiones en los barrios donde se encuentra la matricula como es el rol social que tiene el Plan Fines y que esta Dirección definió hace dos años y transitó por el mismo.»