Y en esta esquina: Moyano, Boudou, Rodríguez Saá y Sabbatella

Un encuentro en el estadio «Arenas en La Pedrera» de Villa Mercedes, San Luis, congregó al espacio kirchnerista, de Amado Boudou a Martín Sabbatella (polos opuestos y sin pasado peronista del arco ideológico K), junto a Alberto Rodríguez Saá, el intendente de Merlo Gustavo Menéndez y a la figura estelar de Hugo Moyano en un cónclave opositor que se puso como meta llegar unido a la elección de 2019.

Los gobernadores peronistas brillaron por su ausencia, pero esperan poder reclutarlos más adelante, si Cristina Kirchner deja de ser un obstáculo. El PJ bonaerense, encabezado por los intendentes Menéndez, Gray, Descalzo y Zabaleta se verán las caras este sábado en Hurlingham.

La reunión de ayer tuvo como objeto la reconstrucción de un nuevo espacio peronista. Hubo de todo. Nada nuevo y nadie con mejor imagen que la de Cristina o el propio Mauricio Macri.

Entre los participantes que llegaron de distintos puntos del país se encuentran José Luis Gioja, Juan Pablo Cafiero, Eduardo Depetris, Hugo Yasky, Hugo Moyano, Andrés Larroque, Anabela Fernández, Jorge Taiana, Jorge Capitanich, y Aníbal Fernández, entre otros dirigentes nacionales.

El encuentro fue inaugurado por el gobernador puntano, quien alentó la formación de un Frente Patriótico Nacional que en 2019 compulse con «este régimen neoliberal», y convocó a trabajar «para llegar unidos al 2019 y recuperar el gobierno».

El santafesino Agustín Rossi aparece como el único con pretensiones presidenciales dentro del espacio K.  El jefe del bloque del Frente para la Victoria en la Cámara baja, aseguró que «nos enfrentamos a un gobierno que es la peor derecha que se ha construido en la Argentina».

Por su parte, Moyano reflexionó la derrota que llevó a Macri al poder, y afirmó que «fue un llamado de atención para que nos unamos y hagamos lo que Perón nos enseñó».

«El ser peronista -subrayó- no es tener el retrato más grande de Perón en la oficina, sino defender los derechos de los trabajadores que es lo él nos enseñó».

Este sábado,  en tanto, el PJ bonaerense vuelve a celebrar un Congreso partidario, en que consagrarán al ultrakirchnerista Fernando Espinoza como titular del órgano que tendrá la potestad de aprobar las alianzas electorales que competirán en los comicios venideros.

Otra novedad será la designación de la ex intendenta de Cañuelas, Marina Fassi, como vicepresidenta, para comenzar a cumplir con la ley de paridad.

El cónclave se propone reformar la Carta Orgánica para permitir el regreso al redil de aquellos dirigentes que compitieron en otros frentes electorales y sellar la ansiada unidad. Así se podrá seguir el acercamiento a Massa y Randazzo, que quedaron debilitados el año pasado.