Para el INDEC, bajó el desempleo y hay nuevos puestos de trabajo

Los datos de empleo del cuarto trimestre de 2017 arrojaron resultados positivos y refuta el mal clima político imperante: la desocupación registró una baja de 0,4% a nivel interanual al afectar al 7,2% de la población activa. La tasa de actividad, es decir la cantidad de personas que participan del mercado laboral, registró una suba de 1,1% al pasar de 45,3% en 2016 a 46,4%, tomando los últimos tres meses de 2017.

El dato del INDEC, que volvió a ser un indicador creíble de la economía desde la asunción de Mauricio Macri, refuta el micro clima político, que por momentos asusta. Basta con ver las placas del canal C5N, del empresario K Cristobal López, el procesado “evasor” a quien la Justicia benefició con un fallo vergonzoso, aunque hoy le intervinieron su mayor empresa, la petrolera Oil. Lejos del paraíso, la realidad económica al menos contradice a sus operadores.

Proyectado a todo el país son 1.400.000 personas que buscaron y no encontraron un trabajo entre octubre y diciembre del año pasado. El mayor desempleo se ubica en los 24 partidos del Gran Buenos Aires, con un desempleo 9,2% o 511.000 personas yen Mar del Plata con el 9,3% ( 28.000 personas).

En tanto, el subempleo – gente que trabaja pocas horas y la mayoría está dispuesta a trabajar más– -con el 10,2% se mantuvo casi estable de población activa – equivalente a 1.955.000 subocupados. El Conurbano también se destaca con una subocupación de 11,6% o 649.000 personas.

De los datos del INDEC se desprende que en el último año más gente salió a buscar trabajo, como lo muestra el aumento de la tasa de actividad (del 45,3 al 46,4) y el empleo respondió porque también se incrementó la tasa de ocupación que subió del 41,9 al 43% de la población activa–superando los bajísimos niveles de 2016, que fueron afectados por la recesión. En tanto, se mantuvo en niveles elevados del 14,7% los ocupados que simultáneamente salieron a buscar trabajo.

La tasa de actividad se incrementó de manera considerable al pasar de 45,3% en el cuarto trimestre de 2016 a 46,4% en el cuarto trimestre de 2017. Esto significa que 421.000 personas salieron a buscar empleo. El fuerte ingreso de personas al mercado laboral fue absorbido mediante creación de empleo: de los 31 aglomerados relevados por el INDEC surge que hay 433.000 ocupados más que un año atrás.

En términos regionales, en 5 de las 6 regiones urbanas más grandes subió la tasa de ocupación, siendo el incremento más importante en la región Noroeste (+2,9 p.p.), y en 4 de ellas cayó la tasa de desocupación, donde la caída más pronunciada se produjo en la región Pampeana (-1,4 p.p.). En el aglomerado más populoso, el Conurbano, la tasa de desocupación cayó 0,2 p.p. hasta 9,2%, el registro más bajo de la serie.

GBA

En tanto, los partidos del Gran Buenos Aires – que con 12 millones de habitantes forman la región más populosa del país– siguen con los datos de empleo más preocupantes.

A fines de 2016, por la recesión, muchos bonaerenses dejaron de buscar trabajo y eso ayudó a que descendiera el desempleo al 9,4%. Eso se revirtió en el último año, porque el mayor empleo, en especial en la construcción y entre el cuentapropismo, permitió absorber la mayor cantidad de bonaerenses -más de 200.000- que salió a buscar trabajo y que la tasa de desocupación se ubicara en el 9,2%.

Pero en cantidad de personas no logró bajar ni la desocupación (aumentó en 11.000 personas) ni la subocupación ( se redujo en 3.000 personas). A su vez, el último dato del INDEC marcó que el 37,1% de los asalariados del GBA se desempeñaba “en negro” ( sin descuento jubilatorio).

Estos números explican que el GBA registre el segundo nivel más alto de desempleo ( 9,2%, 511.000 personas) del país y que entre los ocupados ( 5.066.000) una alta proporción – 11,6%– sean subocupados ( 649.000), y la mayoría se desempeñen en la informalidad.

También que haya en esa región elevadas tasas de pobreza y de indigencia y también de familias que reciben distintos planes sociales.Así, en total 1.160.000 bonaerenses tienen problemas de empleo porque no encuentran trabajo o porque trabajan pocas horas, aunque la mayoría esté dispuesta a trabajar más. A su vez, entre los ocupados plenos y subocupados, el 15,8% o 883.000 buscan otro empleo, insatisfechos con el que tienen.

En suma, y restando los subocupados no demandantes de empleo, los que de uno u otro modo buscan trabajo suman unos 1,4 millones de bonaerenses: equivale a uno de cada 4 o al 25% de la población activa del GBA.