Boudou se comparó con los perseguidos políticos de los ’70

Invitado por el jefe de bloque de concejales de Unidad Ciudadana, Marcelo Nadal, el ex vicepresidente Amado Boudou, procesado por negocios incompatibles con el Estado en el marco de las causas de The Old Found, el fondo que en 2012 se quedó con la fábrica de hacer billetes, se presentó en Ituzaingó para dar lecciones sobre economía, política y DDHH. Lo presentaron y se definió como un «perseguido político».

Boudou fue el orador principal anoche de un encuentro organizado desde la agrupación Nuevo Centenario Ituzaingó, acompañado por el ex vicegobernador Gabriel Mariotto y el bloque de concejales K.

El ex jefe titular de la ANSES hizo una asociación directa entre la economía de la Dictadura y la actualidad, que necesita de «la mayor cantidad de desempleados posible». «Ese plan tiene una nueva vuelta de tuerca a partir de 2015, con un formato menos grave pero más trágico, porque fue con el voto popular», dijo.

También utilizó la figura de los setenta para atacar las investigaciones judiciales, que en el caso de los genocidas todavía se tramitan y que en el caso de la corrupción apenas comienza. «Hoy se libera a asesinos con condena, mientras hay presos sin condena», sostuvo el procesado ex vicepresidente de Cristina Kirchner.

Y agregó: «No es lo mismo torturar, robar bebés o quedarse con empresas a punta de pistola». Hacía referencia no a la compraventa de la imprenta Ciccone (por la que está en juicio oral) , o a cómo se apoderó Cristobal López de C5N, sino a la adquisición de Papel Prensa por parte del Grupo Clarín en los setenta.

El encuentro fue una foto vieja que apuesta a «Volver al Futuro». No se habló de la herencia que dejó, sino de la que recibiría. «Las cuestiones económicas las vamos a resolver. ¿Qué vamos a hacer con la deuda? renegociarla como hicimos con las anteriores. Va a haber que hacer algo con los servicios públicos. No puede ser que el agua y la electricidad sea una variable de dos o tres empresas», indicó Boudou.

La defensa del bolsillo ajeno no sostuvo la proliferación de subsidios a las tarifas en el AMBA, a un costo que era insostenible y que creció durante la segunda presidencia de CFK, sino con fin de mantenerse en el poder. Las grandes metas económicas no se cumplieron en ese período: La inversión y la ocupación laboral se redujeron, la inflación, el déficit fiscal y la pobreza crecieron exponencialmente. El crédito externo se había cortado, no se había salido del Default y las reservas en dólares del Banco Central se agotaron.

Una bomba que Boudou no explicaba cómo desactivar. Aunque sí tiene la receta para salir del modelo macrista.

Posted by Nuevo Centenario Ituzaingó on Wednesday, March 21, 2018

 

Antes de darle paso a su invitado, Nadal rescató la «unidad» y capacidad de «confirmar nuestras convicciones, construyendo el camino hacia la recuperación del Gobierno».

«Hemos comenzado a sufrir persecuciones políticas, con compañeros encarcelados injustamente. No hay cuestión para que estén presos. No entendemos cómo sigue presa Milagro Sala. Amado está bárbaro que venga hoy. Para que lo abracemos, por los malos momentos. Y felicitarlo por la vocación de estar», apuntó.