Otro incidente le vuelve a poner tensión al 24M en Mansión Seré

Un nuevo incidente en el predio de Mansión Seré vuelve a manchar la memoria de los DDHH, a días del 42° aniversario del último Golpe de Estado. Un clásico que se repite desde 2015. Esta vez habían pintado pañuelos blancos en la entrada al predio. Personal municipal los borró.

«Desde Unidad Ciudadana repudiamos esta acción y denunciamos esta medida que una vez más muestra la intención del macrismo de borrar la memoria con políticas negacionistas del genocidio», manifestó el concejal de Unidad Ciudadana, Hernán Sabbatella. Su espacio replicó.

Los pañuelos en la entrada del polideportivo Gorki Grana habían sido pintados «en el marco de la campaña que se realiza en calles, veredas y en plazas de cada barrio de todo el país», indicó.

Según informaron en la Comuna, lo hicieron durante la noche del martes pasado, sin aviso, ni autorización de nadie. Ayer por la mañana el personal del predio municipal borró las marcas. No se explicó quien dio la orden, pero exculparon al intendente, que «no puede estar en todo».

Desde agosto que la Dirección de DDHH está desierta, aunque tiene una coordinación. El mantenimiento del predio y de la Casa de la Memoria quedó baja jurisdicción de la Dirección de Deportes.

No es la primera vez que se registran incidentes, cerca de una fecha clave. En marzo de 2016, a poco de haber llegado la gestión de Cambiemos, militantes K hicieron pintadas en la puerta de la Casa, en un escrache directo hacia figuras del Gobierno, fuera de actos oficiales.

Peor aún, en noviembre de 2015, a días del balotaje presidencial, anónimos violaron la nula seguridad del predio para pintar en la sede de DDHH la frase «Los DDHH son un curro», en alusión a un dicho de Mauricio Macri. La lógica lineal condujo a una respuesta inmediata del kirchnerismo, culpando a militantes del PRO. Lo extraño es que no hubo ni cámaras, ni testigos. Nadie vigilaba el predio, ni se adjudicó la obra. Cambiemos razonó entonces que había sido autoflagelado por algún sector desesperado por la segura derrota del kirchnerismo.

En las últimas ediciones del 24M hubo choques. Quizás por eso el año pasado Tagliaferro decidió no participar de la sesión especial del HCD, lo que generó críticas de la oposición. En especial de quienes utilizaron el histórico predio para movidas personales, políticas y de campaña.

En agosto de 2015, el predio fue sede de una mega fiesta de El Diario de Morón que dirige el Profe Javier Romero. Kicillof, Sabbatella y Lucas Ghi se subieron al escenario. Por entonces los militantes del Nuevo Encuentro repartían casa por casa el diario del periodista ultra K.