Menéndez se sumó a la campaña católica contra el aborto

Autoproclamado discípulo político del Papa Francisco, el intendente de Merlo y jefe del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez, se sumó el 25 de marzo, Día del Niño por Nacer, a la campaña cristiana contra el proyecto de legalización del aborto.

Lo hizo sin textuales, pero con una imagen que reproduce desde su cuenta oficial de Twitter el mensaje de la Iglesia católica. Alcanzó para que la izqueirda saliera a cuestionarlo, por que «no se puede decir ni una menos y estar en contra del aborto legal».

Enfrascado en la interna peronista, Menéndez viene con una tras otra. Desde un exhorbitante aumento de tasas en su municipio, hasta el reclamo por seguridad de Karina Abregú, la vecina que fue quemada por su ex marido hace unos años.

Abregú se encadenó la semana pasada en la puerta de la Municipalidad, tras denunciar que fue apuñalada por dos sujetos que la abordaron en la entrada de una clínica de Merlo.

Su hermana Carolina Abregú aseguró que «se trató de un apriete» y relacionó el hecho con la denuncia que se radicó contra el policía que, por orden judicial, cumplía con la custodia durante las 24 horas desde hace tres años en la puerta de la vivienda de Karina y que a raíz de ello fue relevado de esa tarea.