Liberaron a Karina Abregú y a las militantes feministas de Merlo

Esta tarde, 24 horas horas de después de haber sido detenidas por la Policía y habiendo declarado ante la Justicia de Faltas de Merlo, Karina Abregú y otras dos militantes feministas fueron liberadas. Protestaban por seguridad para la mujer que fue víctima del intento de femicidio.

«Luego de haberlas trasladado durante la noche a la Comisaría 3ra de Parque San Martín, hace instantes las volvieron a trasladar a la Comisaría 1ra de Merlo donde finalmente fueron liberadas», anunció esta tarde el Partido Obrero de Merlo, que había salido a pedir su liberación.

Es notable cómo el asunto pasó inadvertido para el renovado espíritu feminista del kirchnerismo, siendo que en esta ocasión el escándalo pintó de cuerpo al intendente, Gustavo Menéndez. La cara nueva del PJ bonaerense ya venía siendo tildado de «machista» y «fascista» por negarse a recibir a Abregú, quien tiene el 70% de su cuerpo quemado por su ex marido, quien recibió 11 años de cárcel por el intento de homicidio.

El domingo, Menéndez salió a respaldar la marcha contra el aborto. Y venía siendo enfrentado por el movimiento feminista. En teoría, había acordado con Karina Abregú recibirla en la jornada de ayer. Ni antes ni después salió a hacer declaraciones. Dejó que las cosas sólo pasaran.

La semana pasada, Abregú denunció nuevos ataques en la vía pública, que se sumaron a otros aprietes y malos tratos que ya venía advirtieron por parte de la familia del recluso, como también de la atención policial desde 2013. Por eso había pedido una audiencia. Y terminó presa.

«Karina concurrió a la Comisaría para hacer una denuncia, lo que nunca conviene hacer. Faltaba un muchacho que estaba apoyando su reclamo. Lo que le imputaron es una contravención. Fueron trasladadas a la Comisaría de Parque San Martín. Esta tarde las van a trasladar al Juzgado de Faltas y tendrían que ser liberadas. La contravención es una figura que se utiliza para una detención arbitraria», contó esta mañana la abogada de la Correpi, María del Carmen Verdú.

Según el PO «el juez de Paz del Municipio Merlo extorsionó durante toda la jornada de hoy a los familiares y a las organizaciones con la decisión de no liberarlas si seguían llamando a movilizar a las inmediaciones de la comisaría».

«Queda claro que la detención arbitraria por una contravención, la negativa a liberarlas, el apriete a un compañero y el traslado corresponden a un intento de aleccionar a las compañeras porque luchan y porque cuestionan la indiferencia de Menéndez», comunicó el PO.