Sabbatella admite el error y vuelve a convocar a Lucas Ghi para 2019

Luego de que corrieran los suficientes rumores y trascendidos, el ex intendente Ghi le confió a por lo menos dos medios de Morón que acordó con el jefe de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, volver a ser su candidato a intendente en 2019.

«Efectivamente, le dije que sí a Martín porque entiendo que mi candidatura a intendente de cara al proceso electoral que se dará en 2019 es un aporte en esta etapa», declaró el actual concejal en licencia al portal Anticipos.

Ghi asegura que rechazó ser el candidato en 2015, cuando la lógica así lo indicaba, por «razones personales». La versión coincide con lo que alega el concejal Hernán Sabbatella, quien lo substituyó en esa elección y ahora lo proclama como «el mejor candidato» que tiene su espacio.

Pasaron dos años y no habrá pruebas que indiquen lo contrario. Pero lo cierto es que así como antes lo borraron de un plumazo, ahora lo vuelven a convocar al ex intendente. Tras la derrota electoral de 2013, corrieron rumores de un acercamiento de Ghi a Massa. Fue suficiente para que la mesa chica de Nuevo Encuentro impulse un candidato puro.

Por ese entonces, los medios más partidarios daban a entender que al entonces jefe comunal lo tenían controlado entre funcionarios, concejales y operadores que respondían a Martín Sabbatella. No a su intendente. Pero ahora Lucas es un adulto. Quizás ha madurado. O solamente sea el último recurso del N.E. una fuerza política conducida por un grupo de familiares y amigos de la secundaria. Ghi es otra generación.

Lo cierto es que nadie entendía por qué Lucas no fue el candidato natural del FPV en 2015. Desde entonces, Hernán Sabbatella acumuló derrotas, yendo solo, en internas o al frente de una lista de unidad. Ghi se dedicó desde entonces a la docencia. Incluso se fue del Concejo, después de que su hermano José María asumiera en lugar de Cristina Rodríguez, en 2016, en medio de la interna y la diáspora del FPV.

Antes de reencontrarse con su jefe político, Ghi pidió a la presidenta del HCD que le pague su dieta como concejal. Su licencia había terminado en diciembre y nadie se había dado cuenta… su reemplazante, Juan Carlos Martínez, también la había cobrado. Como se resolvió? Cambiemos y Unidad Ciudadana votaron en febrero una licencia retroactiva. Algo poco usual. El interbloque de 1País pidió abstenerse.

Por ese entonces ya se advertía una mayor presencia de Martín en el distrito. Para algunos era un signo de que se volvería a presentar en 2019. Pero su apellido no suma como antes en el electorado. Y sería lógico que buscara, en todo caso, refugio en una lista sábana en vez de jugarse todo el capital político que le queda en una contienda electoral en donde el que gana gobierna y el que pierde se va a su casa. Lo lógica era pensar que volvería a proclamar a Ghi como su hombre de confianza. Un nombre fuerte para ir por fuera o por dentro del peronismo.

«La gente no vuelve para atrás, hasta le cuesta a Cristina que es nuestro mejor cuadro político. Nosotros estamos en condiciones de ganarles (a Cambiemos), si acertamos la estrategia», señaló el ex presidente del PJ local Hernán Solito, en declaraciones al portal Sector Prensa.

Y agregó: «En una interna le ganamos a Ghi, porque como ya lo dije la gente no vuelve hacia atrás». Hoy el sabbatellismo conduce un kirchnerismo en retirada. Habrá que ver en un año adónde está parado, qué lógica presenta el PJ; y hasta adónde aguanta el paso Lucas Ghi.