B Nacional: Quilmes y el árbitro bajaron a Morón, en un partido de dos tablas

Toda la presión que llevaba Quilmes en la previa contra Morón se resolvió con un penal inexistente que le permitió igualar el encuentro, para después darlo vuelta con otra sanción en el área. El 2 a 1 resucitó al Cervecero, que quedará libre en la última fecha, y quedó a un punto de un Gallo que juega y suma poco, está afuera del Reducido y no tiene asegurada la Permanencia. Quedan tres partidos para el final.

El equipo de Otta volvió a ponerse en ventaja, pero no lo pudo aguantar. Aunque la sanción de Paletta en el PT le facilitó todo a un Quilmes urgido.

Unos minutos antes del inicio del encuentro, se produjeron incidentes en una de las puertas de la cancha. Por los desmanes, fueron detenidos cerca de 150 barras de Quilmes, en presencia de Juan Manuel Lugones, secretario de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (A.Pre.Vi.De.).

La presión se sentía también en la cancha. Al promediar el primer tiempo, algunos barras ingresaron a la tribuna cabecera “Indio Gómez”, generándose escenas de peleas y corridas con integrantes de otra barra disidente, por la interna que mantienen desde hace largo tiempo.

El mal ambiente se hizo notar en el césped, donde Morón se puso en ventaja a los 37 minutos de la etapa inicial, con un gol de Javier Rossi. Fue de casualidad. Pardo (volvió a ser titular) perdió una pelota por derecha, pero la fue a recuperar y bloqueó un despeje que salió directo al área, justo donde estaba el Bicho. Y a cobrar.

Sin embargo, Quilmes consiguió reponerse rápido, gracias a un penal convertido por Jonathan Torres, a tres minutos del descanso, ante un piletazo de Felipe Cadenazzi. Fue el delantero quien convirtió el gol de la victoria, a los 12 minutos del complemento, cuando fue tomado en el área y se dejó caer. El árbitro fue implacable otra vez.

Morón intentó ir con todo el arsenal, con Pumpido, Akerman y Gerardo Martínez en cancha. Pero salvo alguna pelota parada no inquietó mucho. Tuvo la última, en el descuento, con pelotazo al área que no pudo despejar Trípodi.

A falta de tres fechas para el cierre del torneo, Morón no está salvado (necesita tres puntos) y perdió otra chance de meterse en el Reducido (le alcanzaba un empate y con el triunfo se ponía tercero), mientras que el Cervecero deberá sumar cuatro puntos más sobre los seis que aún debe afrontar, para asegurarse la continuidad en la categoría. Así de dura y de pareja está la B Nacional. El Gallo necesita despertar.

Síntesis

Quilmes: Emanuel Trípodi; Braian Lluy, Juan Larrea, Tobías Albarracín y Federico Álvarez; Francisco Ilarregui, Gabriel Ramírez, Nicolás Castro y Leandro González; Jonatan Torres y Felipe Cadenazzi. DT: Mario Sciacqua.

Deportivo Morón: Milton Álvarez; Maximiliano Paredes, Damián Toledo, Valentín Perales y Nicolás Martínez; Emmanuel Giménez, Emiliano Méndez y Nicolás Ramírez; Matías Pardo y Rodrigo Díaz; Javier Rossi. DT: Walter Otta.

Goles en el primer tiempo: 37m, Rossi (DM) y 42m, Torres (Q), de tiro penal.

Gol en el segundo tiempo: 12m, Cadenazzi (Q), de penal.

Cambios en el segundo tiempo: 16m, Facundo Pumpido por Méndez (DM); 26m, Gerardo Martínez por Pardo (DM); 27m, Matías Mansilla por Cadenazzi (Q); 34m, Miguel Caneo por Torres (Q); 39m, Damián Akerman por Giménez (DM) y 40m, Tomás López por Ilarregui (Q).

Arbitro: Héctor Paletta.

Estadio: Centenario (Quilmes).