Polémica entre veganos y el matadero de Morón por las vacas

El movimiento vegano llegó a la Argentina para quedarse y se hace notar. Hace un par de semanas que un grupo vigila la entrada al Matadero de Morón. Se paran con carteles, los ponen en los camiones. No faltaron encontronazos. Ayer, un empleado de la Ganadera San Roque le rompió la nariz de una trompada a uno de los activistas, cuando se interpuso en la entrada de la empresa ubicada en Irigoyen y Sucre.

«Es una forma de activismo pacífico desde el movimiento que llegó a Buenos Aires el año pasado. La idea es que en cada matadero haya una vigilia. Lo que hacemos es visibilizar lo que sufren los animales y difundir en las redes, que la gente tome conciencia», contaba Emiliano Giberti, antes de recibir la agresión.

«Las vacas sienten, sufren y se puede vivir sin comer animales. Lo hacemos sólo por el placer del paladar», decía a Un Medio.

Enfrente hay un frigorífico de carne de cerdo y una parrilla muy conocida, además de un crematorio privado.

«La gente lo toma bien. Obviamente hay lugares en donde la cultura está muy arraigada, pero se empieza a tomar conciencia. Si les preguntas si están en contra del maltrato a los animales te dicen que sí, pero ven el bife y lo cosifican. Detrás hay alguien que quiere vivir. Nos tocan bocina, cada vez somo más», sostiene el activista.

Después avisó de un incidente con empleados del Matadero. Y envió un video en el que se observa cómo le rompen la nariz. No sería el primer roce, pero sí el más grave. Los empleados de la empresa no desean su presencia y se lo hacen saber de muchas formas. Por la piña del sábado se presentó una denuncia penal.

Veganos se manifestaron frente al matadero de Morón

Un activista contó por qué piden concientizar sobre la muerte de animales y la ingesta de carne. Luego denunciaron una agresión por parte de un empleado de la empresa. Desinterés y algunos insultos por parte de los automovilistas.

Posted by Un Medio on Saturday, April 21, 2018

 

Emiliano termina de hablar a cámara y un conductor lo insulta desde el carril mano a Castelar. Lo acusa de haber «abandonado» a un animal.

El grupo también trabajó en Zoonosis, donde el municipio tuvo que hacer cambios tras la muerte de dos especímenes. «No tienen nada que ver, es un tema personal», aclaró el entrevistado. No había presencia policial.

«Los putos veganos no dejan trabajar a los operario», posteó Rubén Herrera hace dos semanas, con fotos que ilustran cómo intentaron frenar el ingreso de camiones con vacas. Según comentó, «se robaron un ternero».

Los veganos habían sido noticia en 2014 cuando hicieron un escrache en la puerta de Radio Mitre. Jorge Lanta los hizo pasar al estudio y los entrevistó. Fue un crudo cruce, sin medias tintas. El periodista había intentado meter un vaca a la radio y se lo impidieron.

Los putos veganos no dejan trabajar a los operarios. Del matadero de. Moron. Si no quieren comer carne cosa suya. Yo quiero mi churrasco

Posted by Ruben Herrera on Monday, April 9, 2018