Ituzaingó: Secuestro exprés quedó registrado en una cámara

Una banda de cuatro hombres interceptó a un joven de 21 años. Lo llevaron en una camioneta robada hasta su casa en busca de efectivo. El rapto, que se realizó en apenas 15 segundos, quedó registrado en una cámara de seguridad.

El incidente ocurrió entre las calles Coronel Olavarría y Domingo Trole. Gracias a la cámara de seguridad que apunta hacia esa esquina, quedó registrada la violenta secuencia en donde Agustín fue interceptado por los secuestradores, que se trasladaban en un auto robado.

Según relató la familia del chico en diálogo con TN, el joven les había pedido la camioneta prestada para ir a cenar. Media hora después, sus papás se fueron de la casa para ayudar a una vecina, que estaba buscando a su perro por el barrio. «Me fui con mi marido y mi hija más chica. Al rato me suena el celular y lo escucho a Agustín llorando. Ahí me avisó que lo habían secuestrado, pero que estaba bien», contó Cristina, la mamá.

Los secuestradores sabían que el matrimonio no estaba en la vivienda, pero la pareja no se había dado cuenta de que los estaban vigilando. «Después de llevarlo a pasear, lo trajeron hasta acá. A mi hijo del medio, que se había quedado solo, lo encerraron en mi habitación. Y a Agustín, mientras lo apuntaban en la cabeza, le pidieron plata. Se llevaron solo eso», aclaró la mujer.

Una vez con el dinero, los criminales se escaparon en la camioneta de la familia, que apareció en Moreno. Según les detalló el chico a sus padres, los hombres eran de mediana edad y estaban muy tranquilos. «Salvo el conductor, que fue el que más le pegó a mi hijo», explicó Cristina. Los resultados médicos indicaron que Agustín recibió al menos cinco culatazos.

«Estamos asustados por todo lo que pasó. De golpe, estas personas hicieron un paseo tremendo y nadie notó nada. Tuvimos suerte de que no le hicieron más daño», aseveró Luis, el padre de Agustín. La familia remarcó que los vecinos están preocupados porque no es la primera vez que sufren un episodio de este estilo y pidieron que tanto las autoridades municipales como provinciales tomaran cartas en el asunto.