Morón ratificó a Meyer, quien fue al frente de una lista de unidad

El Deportivo Morón cumplió ayer con la elección de autoridades y ratificó a Alberto Meyer como su presidente al menos por otro año. El empresario fue al frente de una lista de unidad que recibió apenas 301 votos de un padrón de 3500 socios, pero que no tenía rivales. Lo escoltan Roque Labbozzetta y Juan Carlos Pini como vicepresidentes 1° y 2°.

Aunque en marzo amagó con irse por no poder elevar la cuota social, Meyer implementó un bono extra para ver los partidos en el estadio y se dedicó a buscar consensos que le permitan dejar un club ordenado bajo un proyecto en común.

Tras lograr ascenso y aún con la posibilidad de ingresar mañana al Reducido de la B Nacional, el gran conductor del Gallo organizó una sucesión política. Como había prometido (fue lo único que se cumplió de aquella despedida anticipada en plena calentura post asamblea), la elección se adelantó para el 28 de abril, cuando Morón cerraría su participación en el torneo regular. La AFA (o la TV) quisieron que la fecha completa pasara para el lunes, que es feriado.

“Con 325 votos de los cuales 301 fueron positivos, 21 en blanco y 3 nulos, este sábado se realizaron las elecciones que determinaron la composición de la nueva Comisión Directiva del club”, comunicó el Club luego de los comicios del sábado.

El último socio en votar fue el periodista Adrián Noriega, quien apoyó la reelección de Meyer y es sponsor del club con su programa Primer Plano.

 

“Si bien se presentó una única lista, fruto de la unidad acordada entre la mayoría de las agrupaciones, el apoyo de los socios que a pesar de las inclemencias del tiempo se acercaron a votar resulta fundamental para ratificar el rumbo que promete un club ordenado, con gran crecimiento en sus actividades e importantísimos logros deportivos en cuanto a resultados del principal equipo de fútbol de la institución”, se apuntó desde la nueva CD.

“Pero sobre todo, porque la etapa que comienza ahora tendrá como eje fundamental culminar las obras que permitirán al socio disfrutar de las instalaciones de un club acorde a las expectativas de todos, acompañado de un plan de desarrollo con un proyecto que contemple objetivos no sólo para los próximos dos años sino también en el mediano plazo. Todos juntos y con una sola finalidad: trabajar para llevar a Morón a lo más alto”, finaliza el comunicado.

El jueves, es decir antes de la formalidad electoral, el club había anunciado que el lunes no cobraría el bono, para “llenar el estadio” o para que el socio reciba una caricia antes de ir a votar. Este jueves podrán ingresar aquellos que tengan su cuota social al día. Se puede pagar hasta las 13, es decir dos horas antes del partido. Las entradas para no socios se venderán desde las 11:30 en el trailer.

El Gallo recibirá a Gimnasia de Jujuy con la esperanza de lograr en la última fecha el pasaje al Reducido. Para eso debe ganar, algo que le ha costado en todo el año. La visita también se juega todo. Está obligado a ganar para asegurar su lugar, ya que también lo puede pasar Agropecuario. Quilmes tiene las mismas chances que Morón, por lo cual también zafó del descenso, pero en la última queda libre. Un triunfo en el Urbano puede abrir las puertas de otra hazaña. Con este equipo nunca se sabe. Pero Meyer tiene en mente reunir recursos para asegurar refuerzos de jerarquía.