Ascenso o campeonato económico, el desafío de la nueva CD del Deportivo Morón

El nuevo vicepresidente primero del Club Deportivo Morón aseguró que su intención en esta nueva etapa, tras la reelección de Alberto Meyer, es que haya más apertura a los socios, que en junio deberán volver a decidir sobre el valor de la cuota social. La CD pretende ir por el ascenso, pero admiten que con las actuales finanzas deberían jugar con juveniles.

“En el estadio la gente aprobó la gestión. El primer año Meyer salió campeón y ahora mantuvo la categoría en un torneo con 6 descensos. Quedamos con un buen promedio y estuvimos a punto del octogonal”, sostuvo Labbozetta esta mañana en el programa Estación Central (MPQuatro radio online).

El empate ante los jujeños le impidió ingresar al Reducido, pero la campaña estaba más que salvada por la escasa inversión previa. Entre ascenso y permanencia, el club está unos 10 millones de pesos abajo, a razón de 650 mil pesos por mes.

Por eso el enojo de Meyer en marzo, cuando no pudo llevar la cuota societaria al valor de una entrada general, que lo hizo adelantar una renuncia que nunca llegó, pero que le permitió encabezar una lista de unidad con Labbozetta y Juan Carlos Pini, el vice 2do.

“La idea que tengo es abrir bien la institución y que todo lo decida el socio. Ser más abiertos, ampliar la información. Levantar las sesiones por internet, tener una reunión de CD abierta para el socio. Cuando eso se logra se allanan un montón de cosas. De otra manera la gente supone, se dicen cosas que no son ciertas. Hoy por redes sociales se informan cosas equivocadas”, explicó Roque.

Y advirtió: “Si queremos un equipo de juveniles, que lo decida el socio. Mi objetivo es superar lo que se hizo, pero que el socio decida”.

“En la última asamblea se decidió aprobar otro aumento en junio. Es lo que vamos a hacer, con una asamblea, para ver qué cuota ponemos. Entre todos no nos podemos equivocar”, explicó.

Ante los rumores de una salida anticipada del presidente, Labbozzeta consideró que “este período lo va a hacer Meyer”.

“Pero si por algún motivo no continúa, el proyecto no es que se vaya, sino que se quede para orientar. Tenemos que tener un proyecto integral a diez años e ir rotando los puestos, pero que el que deja acompañe. Si dejo de ser tesorero no le digo al que viene ‘arreglate'”, sostuvo el dirigente.

“Lanús lo hizo. Le fuimos a pedir explicaciones para copiar el modelo. Arrancaron con el club en la C y mirá donde está”, apuntó.

Por último, Labbozzeta contó que “se inició la tercera etapa del proyecto” de la nueva sede. “Se está construyendo la concentración para los jugadores debajo de la tribuna. En la segunda semana de mayo se va a inaugurar el gimnasio y está avanzando el microestadio. Son obras que llevan tiempo”, apuntó.