La multinacional Mabe reorienta su fabricación y temen despidos en Haedo

Si la delicada economía de los últimos año no encuentra en el Gobierno un timón que sepa para recuperar el rumbo perdido en 2011, la histeria colecfiva en la oposición tampoco ayuda a encausarla. El posible cierre de una boca de la multinacional Mabe es otro ejemplo. Se politiza antes de hacer un buen diagnóstico. Se victimiza al poderoso que se ajusta.

Con fuentes de la UOM, el diario Página 12 publicó el 27 de abril que la fábrica de electrodomésticos ubicada en Valentín Gómez 151 , dejaba a 120 empleados en la calle. La compañía de capitales mexicanos habría explicado a ese diario «por Facebook» que no cierre, sino que se reorienta, lo cual sin dudas generó un mal clima entre los delegados sindicales.

«Acorralada por menores ventas ante la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores y por la apertura de las importaciones, Mabe, la empresa de origen mexicano que fabrica productos de línea blanca, cerrará su planta de Haedo», acreditaba P/12.

Mabe «está concentrando la fabricación de sus plantas en todo el mundo alrededor de productos específicos, con el fin de aprovechar mejor los recursos para no incrementar sus precios y ofrecer productos de calidad al consumidor final”, le explicó la empresa.

Ese mismo día, el ex intendente y líder de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, recordó que «hace 6 años, junto a Cristina Fernandez de Kirchner y el entonces intendente Lucas Ghi, estuvimos en la inauguración del sector de 7.000 m2 dedicado a la producción nacional de lavarropas».

Lo que no recordó es que ese acto se canceló y se volvió a armar sin previo aviso sólo por el hecho de que trabajadores de la MECA Castelar habían planificado una marcha por el quiebre de la fábrica de autopartes, en complicidad con los partidos de izquierda. La UOM y la dirigencia K trataron de aplacar demandas con subsidios, con los que algunos empleados trataron de salvar una empresa que había quebrado dos veces. El predio se remató en 2016.

Mabe es un gigante que, como Pepsico, está reorientando su producción. La empresa posee un staff total de 810 empleados directos y 3.240 indirectos entre sus 2 plantas industriales y sus sectores de administración, lo que representa un aumento de personal de casi 100% de los que tenía en 2010.

La compañía designó en septiembre del año pasado a a Brenda Mac Lennan como Gerente de Recursos Humanos en Argentina, para ser «responsable de gestionar los procesos del área tanto en la operación comercial como en la industrial» «Asimismo,deberá fortalecer la cultura de trabajo a través de la filosofía de la compañía, dando soporte a las estrategias clave de la operación y corporativas del área», informaba MABE. No ha habido comunicación por estos días.

En 2016 su presidente en Argentina, Abel Burgos, se sacaba fotos con el ministro de Producción, Francisco Cabrera, durante una visita de ocación. A mediados de ese año declaraba una caída de ventas, producto de la apertura de las importaciones. Burgos declaraba por ese entonces que la compañía era exitosa, pero que tenía más cotos laborales que en Colombia o México.

Según datos del INDEC la producción de 2017 de las líneas blancas de heladeras, lavarropas y cocinas, sufrieron una variación positiva de entre 33 y 26.8% en general.

Entre Abril de 2003 y mismo mes de 2018 la venta de electrodomésticos en Capital Federal dio signos muy positivos, con un crecimiento sostenido. La crisis de de 2008 y 2009 frenó esa estadística, pero se recuperó a partir del segundo semestre de 2009 (año de caída libre del PBI: 3%) hasta 2011, cuando se empieza el crecimiento comienza a ser de apenas un dígito en promedio. Contrariamente a lo que expone el kirchnerismo, las ventas comienzan a caer en 2014, con recuperaciones y caídas, hasta retoma la senda positiva a partir del segundo semestre del año pasado (#1).

La oposición acaba de blindar a la cámara de farmacéuticos bonaerense con la media sanción de una ley que prohibe a capitales extranjeros instalarse con ese rubro en la Provincia. La ley intenta frenar el desembarco de Farmacity, con el argumento de que es una multinacional. Pero basta con que una empresa internacional estornude para que todos se rasguen las vestiduras. Es extraño cómo funciona la conciencia nacional en tiempos de campaña permanente y de acuerdo a qué lado del mostrador atienda el actor opinante. Mabe ún no oficializó ningún despido. Mecca Castelar es historia.

(#1 Fuente: Dirección General de Estadística y Censos (Ministerio de Hacienda GCBA) sobre la base de datos de DGEyC e INDEC. Índice de Precios al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires (IPCBA) y Encuesta de Electrodomésticos y Artículos para el Hogar).