CAME y UIO celebraron la sanción de ley de Financiamiento Productivo

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa celebró las sanciones de las leyes de Financiamiento Productivo y de Defensa de la Competencia este miércoles. Durante la jornada parlamentaria, dirigentes siguieron de cerca la sesión. Allí estuvo el vicepresidente del Sector Industrial de CAME y el titular de la UIO, Edgardo Gámbaro.

Con 158 votos a favor, 70 en contra y cuatro abstenciones, el Gobierno se anotó una reforma que considera prioritaria en su objetivo de dar señales a los mercados, en medio de una situación de fuertes turbulencias en la economía.

La iniciativa de “Financiamiento Productivo” había sido reclamada por el presidente Mauricio Macri en la Asamblea Legislativa y crea una serie de instrumentos para facilitarle a las pymes el acceso al crédito.

Además, suprime el artículo 20 de la actual Ley de Mercado de Capitales, el cual fue introducido en 2013 y le otorgaba a la Comisión Nacional de Valores (CNV) la facultad de designar veedores con poder de veto en los directorios de las empresas.

El proyecto de Financiamiento Productivo busca apuntalar el desarrollo del Mercado de Capitales y la vez potenciar el financiamiento de las pymes que hoy no tienen acceso al crédito ya que crea la factura electrónica.

En ese sentido, la factura de crédito electrónica para micropymes, de aceptación obligatoria a los 30 días de emitida, se utilizará como si fuera un cheque que podrán negociarse en los mercados autorizados por la Comisión Nacional de Valores (CNV).

Además esta iniciativa incorpora herramientas para que los bancos otorguen hipotecas por medio de la securitización, que se pueden vender en el mercado de capitales a instrumentos financieros y por ese motivo se crea la letra hipotecaria ajustada por el CER.

Por otro lado en el proyecto se elimina la facultad que desde 2013 tiene la CNV de designar veedores con poder de veto en los directorios de las empresas.

El proyecto, aprobado el año pasado por la Cámara de Diputados, recibió modificaciones en la Cámara alta, que fueron ratificadas en el dictamen de mayoría surgido de la reunión de comisión firmado la semana pasada, entre los que figuran la forma de designación del presidente de la CNV.

Según el proyecto aprobado en primera instancia en Diputados, el funcionario quedaba confirmado si el Senado no se expedía después de 60 días de elevado el nombre del candidato por parte del Gobierno.

La modificación del Senado eliminó ese acuerdo, adoptándose en cambio el texto del artículo 7 de la Carta Orgánica del Banco Central sobre la designación de directores del BCRA.

Además, el oficialismo logró convertir en ley el proyecto de Defensa de la Competencia, que apunta a sancionar la cartelización de los mercados y los abusos de posición dominante.

Con la ayuda del interbloque Argentina Federal y del Frente Renovador, el proyecto cosechó 163 votos afirmativos contra 74 negativos y una abstención.

La iniciativa crea la Autoridad Nacional de la Competencia como organismo descentralizado del Poder Ejecutivo y dentro de ese organismo funcionarán el Tribunal de Defensa de la Competencia, la Secretaría de Instrucción de Conductas Anticompetitivas y la Secretaría de Concentraciones Económicas.

CAME “trabajó intensamente en ambos proyectos junto al Ministerio de Producción de la Nación y con los distintos bloques parlamentarios”. La entidad destacó por su influencia directa para las pymes las siguientes medidas:

-Se crearía la factura de crédito electrónica para MiPyMES: De esta forma, se podrían negociar en mercados autorizados por la Comisión Nacional de Valores (CNV) y en entidades financieras como si fueran cheques.

-Impulso al financiamiento hipotecario y al ahorro mediante la creación de un mercado de deuda hipotecaria a través del cual las entidades que coloquen esos créditos podrán negociarlos en uno secundario (fideicomiso).

-Modificaciones propuestas a la Ley Nº 26.831 de Mercado de Capitales, que reintroducen aspectos de autorregulación y limitarían los de la fiscalización estatal.

-Modificaciones propuestas a la Ley Nº 24.083 de Fondos Comunes de Inversión, que igualarán el tratamiento impositivo de los fondos cerrados con el de los abiertos.

-Agentes de garantías para financiamientos sindicados que estructurarían las garantías reales cuando hay más de un acreedor.

-Modificaciones propuestas a la Ley Nº 23.576 de Obligaciones Negociables, que modernizarían el régimen y autorizarían emisiones en moneda extranjera.

-Modificaciones propuestas a la Ley Nº 27.264 “Programa de Recuperación Productiva”, que promoverían el uso del pagaré como instrumento de financiamiento de mediano plazo para las pymes.

-Cobertura de riesgo proveniente de operaciones crediticias que posibilitaría que los dadores de préstamos cubran su riesgo a través de un seguro. El objetivo es generar mayor confianza y propender a la expansión del crédito.

-Impulso a la apertura de capital y al desarrollo de proyectos inmobiliarios y de infraestructura, que establecerían beneficios impositivos para que los Fondos Comunes de Inversión sean un vehículo para la estructuración de esos proyectos.