Docentes vuelven a parar hoy y marchan desde el interior a Capital Federal

Los docentes bonaerenses comienzan este martes el tercer paro del año. Será por 48 horas. En tanto, ayer arrancó desde el sur del país la segunda Marcha Federal Educativa que concluirá con un acto en Capital.

A más de un mes de la última reunión paritaria salarial docente, la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), uno de los gremios que integran el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB), ratificó ayer la realización de un paro provincial de 24 horas hoy, y adherirán a la huelga nacional que se realizará mañana, en el marco de la Marcha Federal Docente.

“Este domingo se cumplió un mes desde la última convocatoria del gobierno a la paritaria del sector”, indicó la presidente de la FEB, Mirta Petrocini, en declaraciones a la prensa, y agregó que “el supuesto diálogo que tanto pregonan las autoridades, es para los medios: a los docentes no nos reciben”.

Para Petrocini, los adelantos que anunció el gobierno bonaerense “son parches que no dan una solución concreta al problema salarial de los educadores”.

“Se trata de cifras que se cobran por única vez y no son acumulables. En definitiva, no conforman salario real”, apuntó la titular de la FEB.

Además de la FEB, el FUDB está integrado por el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), la Unión de Docentes de Buenos Aires (Udocba), la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) y el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop).

“Hoy todos los sectores admiten que una pauta inflacionaria anual del 15% es absurda ya que al mes de abril, la inflación llegó al 9,6%”, dijo Petrocini y sostuvo que “aceptar el incremento que quiere imponer el Gobierno es condenar a más de la mitad de los docentes a vivir por debajo de la línea de la pobreza”.

En esa línea, la dirigente subrayó que el reclamo que viene impulsando el sector “excede lo salarial” porque, según indicó, se está “denunciando el desmantelamiento del sistema educativo”.

En este marco, mencionó problemas de infraestructura en los establecimientos educativos públicos, desfinanciamiento del Instituto de Previsión Social (IPS) y de la Obra Social de la Provincia de Buenos Aires (IOMA), y la falta de cobertura de cargos.

Por su parte, la gobernadora María Eugenia Vidal se refirió al conflicto docente y dijo en un programa de televisión que “se resuelve dialogando y con una agenda compartida”.

Para el gobierno, el reclamo salarial de los docentes es una pequeña parte del problema que debe afrontar, ya que las cuentas en la provincia de Buenos Aires están comenzando a cambiar tras la corrida cambiaria del dólar. Fuentes oficiales remarcaron la importancia de que los maestros llegarán en junio a un 10% de aumento salarial y sumarán un bono de $1000 por presentismo”.

“Con esto [los docentes] siguen arriba de la inflación en lo que va del año. Ven que los seguimos cuidando, aunque no haya acuerdo con los dirigentes gremiales, y también vamos a liquidar por primera vez este año el presentismo docente”, había dicho la gobernadora el martes, al anunciar la medida en el Instituto Hannah Arendt, junto a Elisa Carrió.

El titular del Suteba, Roberto Baradel , salió al cruce y dijo que “es mentira que con este porcentaje que nos quiere dar Vidal los maestros le ganan a la inflación. Teníamos razón cuando rechazamos un aumento del 15% escalonado y cuando desestimamos la propuesta del 10% en un semestre”.

Según Baradel, el nuevo reclamo estará cerca de la inflación que ahora se calcula para fin de año. “Los economistas cercanos al Gobierno, como (Carlos) Melconian, estiman que se cerrará el año con un 25% de inflación. Es fundamental que el acuerdo incluya una cláusula gatillo”, dijo.

(Fuente: El DíA)