El Centro de panaderos del Oeste, clave en el «panazo» contra Macri

El Centro de Panaderos del Oeste fue uno de los movilizadores del «panazo» contra el Gobierno de esta mañana, en reclamos por el valor de la harina y la «caída del mercado interno». La cámara que suele prestar su sede en Morón para búnker electoral y reuniones políticas, recibió el respaldo y la compañía del jefe de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella.

«El aumento del precio de la harina en los últimos seis meses, sumado a las tarifas (de luz, gas y agua) hace imposible que vendamos al precio que tendríamos que vender el kilo de pan y todo lo que elaboramos», dijo Diana Szaplay, dueña de una panadería de Castelar.

A lo largo de más de cinco horas, los panaderos entregaron frente al Congreso un total diez toneladas de pan, de a un kilo por persona, en señal de protesta, en lo que llamaron el segundo “panazo”. El primero lo hicieron a fines de abril.

Javier Silva, dirigente del Centro de Industriales Panaderos del Oeste (CIPOD) que organizó la protesta se dijo «sorprendido de la cantidad de gente que se acercó por el pan», al canal C5N.

Este hombre, dueño de una panadería en Morón, dijo que sirvió para reclamar a las autoridades «que se cuide primero el mercado interno y que después se pueda exportar», agregó.

Desde la quita de impuestos a las exportaciones de cereales instrumentada por el presidente Mauricio Macri tras asumir en diciembre de 2015, las ventas externas de harina de trigo aumentaron 74% en Argentina, cuarto exportador mundial de ese producto, según datos oficiales.

La bolsa de 50 kilos de harina que costaba 240/270 pesos a fines de febrero, se vende en la actualidad en los molinos a cerca de 800 pesos, dijo Silva.

En Buenos Aires el kilo de pan cuesta en promedio en 60 pesos, casi el doble de lo que costaba en febrero.
«Nosotros no podemos trasladar a los precios y aumentar a 100 pesos el kilo de pan», advirtió Silva y agregó «si tenés una paritaria (acuerdos de aumento salarial) de 15% y el pan aumenta 300%, explicame cómo se hace para comprar».