La Legislatura limpió las boletas de impuestos: Pagarán las empresas, no los usuarios

La Cámara de Diputados bonaerense aprobó la quita de tributos y tasas de las boletas de luz, gas y agua, tal como había anunciado la gobernadora, María Eugenia Vidal. El bloque de Cambiemos acordó con parte del peronismo que se permita a los municipios cobrar tasas a las empresas en forma directa, de manera tal que no se las cobren a los usuarios.

La ley venía con media sanción del Senado y tuvo varias negociaciones políticas no sólo con la oposición, sino también con los intendentes. “Nosotros somos los mejores pagadores. Pagamos la energía más caro que nadie y en los primeros días del mes”, indicaba hoy un intendente de la Zona Oeste. Y explicaba: “Pasar el 6% del tributo al 0.1 no iba a funcionar. Ahora vamos  poder cobrar tasas en forma directa. Quizás negociar una quita en el precio del consumo”.

A los jefes comunales no les cerraba esto de eliminar una fuente de financiamiento, por más que la mayoría (del peronismo) respaldó la baja de tarifas a nivel nacional. “No podemos discutir impuestos”, llegó a decir el de Hurlingham.

A contramano de lo que pedían en Nación o en distritos como Morón, donde querían obligar al intendente a eliminar el ítem de alumbrado público de la TSG (ABL), el kirchnerismo votó en contra del proyecto, con el pretexto de que no se podía desfinanciar a los municipios. Un argumento idéntico al que representó el Gobierno en el Congreso.

Todos son parte del mismo Estado, desfinanciado y con problemas de energía, pero con contribuyentes cada vez más golpeados. La solución que buscó el gobierno fue quitar impuestos secundarios, en las que las compañías como Edenor o Gas Natural cobraban casi como un agente de retención. Diputados de Massa y de Insaurralde cerraron el acuerdo.

De este modo, los usuarios dejarán de pagar un tributo que es del 6% en el caso de la electricidad y del 4% en el agua.

El “costo”, calculado en unos $ 1.300 millones anuales según los consumos actuales, recaerá íntegramente en las empresas, que no podrán trasladarlos a los usuarios, como ahora.

La eliminación de las tasas de las boletas completarán una baja del 15,7% en el caso de la tarifa de la luz; y del 6,3% en el gas y el agua.

Es que Vidal ya había eliminado por decreto otras cargas, mientras que aprobó una resolución que impide a municipios y cooperativas aplicar cargos locales extra al servicio propiamente dicho.

Repercusiones

Marcelo Daletto, del bloque Cambiemos (votó a favor): “Muchas veces los distintos bloques tenemos disensos sobre el diagnóstico de porqué llegamos a esta crisis como así también, en las medidas a tomar, pero podemos llegar a tener consenso, si buscamos los puntos en los que todos estemos de acuerdo para poder salir de esta crisis energética en la que estamos”.

“De diciembre de 2001 a diciembre de 2015 el promedio que aumentó la energía es 1,5% cuando los salarios aumentaron 16 veces. Si queremos salir de esto, lo único que tenemos que hacer, es producir más energía de la que consumimos, no menos”.

Avelino Zurro, el diputado de Unidad Ciudadana- FpV- PJ (en contra): “Estoy convencido que no estamos discutiendo el tema tarifas, porque si fuera voluntad de los bloques, se habría desarrollado una sesión especial donde verdaderamente se discutan los proyectos de todos los espacios”. “Las tarifas son impagables aún con el esquema de la tarifa social”.

Pablo Garate, el diputado del FR (votó a favor): “En el interior de la provincia hace mucho tiempo que pagamos los impuestos, mucho más alto de lo que se paga en otros lugares. Hay que discutir las ganancias de las empresas en lo que respecta a la cuestión de las tarifas, hay empresas que ganaron mucho más con los subsidios y con el aumento de las tarifas”.

“Tenemos que discutir la tarifa social para que llegue donde verdaderamente tiene que llegar. Vamos a discutir las estructuras de las tarifas, le guste a quien le guste, porque es un debate pendiente de hace muchos años porque los del interior hace mucho que lo están esperando”.

Guillermo Escudero, del PJ Unidad y Renovación (acompañó): “Esta ley no discute el tema de fondo, en los números es insignificante. Tenemos que ser un bastión de defensa de los municipios para que no sean ellos los que paguen los platos rotos”. “También tenemos que defender la economía municipal, no podemos ponerla en riesgo, porque son ellos los que resuelven los problemas de la gente”.

Rocío Giaccone, del bloque Peronismo Kichnerista (en contra): “Estamos todos de acuerdo en que tenemos que pedir un esfuerzo a las empresas y no a la gente. Los planes de inversión de las distribuidoras sería muy importante poder conocerlos para poder debatir bien la rentabilidad de las empresas”. “Pedimos el compromiso de discutir estos temas en Comisiones y establecer una tarifa razonable para que los vecinos y los comerciantes puedan pagar tarifas razonables”.

Alejandra Martínez, del bloque Convicción Peronista (acompañó): “Hay que trabajar con todos los que saben lo que pasa en cada municipio para llegar a fin de mes. Hemos acompañado para que discutamos la rentabilidad de las empresas porque esto es insignificante y no va a modificar la economía familiar sino a la pequeña y mediana industria”.

Guillermo Kane, del bloque Frente de Izquierda y de Trabajadores (se abstuvo): “Votar este proyecto es convalidar el tarifazo, por eso nos abstenemos. No vamos a votar en contra porque con las modificaciones tienen que hacerse cargo las empresas”. “Esto es una improvisación, una cortina de humo”.

Mario Giaccobe, el diputados de Cambiemos (a favor): “Hay dos planos para discutir, el plano nacional sobre las situaciones que nos trajeron aquí y el tema tarifas. Acá estamos debatiendo para que los usuarios paguen un 22 % menos y resulta que somos los que defendemos los intereses de las empresas”. “Nosotros no tenemos dudas que es una medida que va a beneficiar a los vecinos de la provincia”.