Un chofer despedido se encadenó y amenazó con prenderse fuego

Un chofer despedido por la Empresa 216 amenazó con prenderse fuego al enterarse de la noticia y luego se encadenó en una parada de Merlo Gómez. Es activista y militante del Partido Obrero y estaba enfrentado con los delegado de la UTA.

Enrique “Kike” González, reconocido activista del gremio y de los choferes Autoconvocados, “fue despedido por la patronal negrera de la línea por impulsar la organización de los choferes contra las paritarias a la baja, la precarización laboral y el deterioro de las condiciones de trabajo. Ante este hecho, el compañero se encadenó a un mástil en la cabecera de Merlo”, indicó ayer el medio partidario Prensa Obrera.

González había sido despedido hace una semana, por lo cual se encadenó al mástil de la empresa 216 en la cabecera de Bella Vista y Honduras. La decisión la tomó luego de haber sido despedido “sin causa”, después de una “gran persecución síndico empresarial por su militancia”.

Hoy trascendió un video en el que insulta a la empresa, a los delegados, y amenaza con prenderse fuego al enterarse de su salida. Militante de la Agrupación Naranja, había denunciado también choques con el gremio y pedía la “reapertura de las paritarias”.