Con el Régimen Juvenil en discusión, Vidal presentó una nueva “cárcel modelo”

La gobernadora María Eugenia Vidal presentó esta mañana la nueva unidad carcelaria modelo de Campana, destinada a 616 internos varones de entre 18 y 21 años que estén cumpliendo una pena menor a 5 años, relacionada con delitos como robos, hurtos o encubrimientos. El programa data de principios de este año, pero el anuncio se hizo en media del debate por el proyecto de reforma al Régimen Penal Juvenil, que ya cuenta con el rechazo del kirchnerismo.

“La Constitución dice que las cárceles no son para castigo sino para rehabilitación de aquellos que son detenidos. Nuestra tarea es cumplir con al ley y dar una segunda oportunidad al que quiera tener un futuro mejor”, sostuvo la gobernadora.

Y destacó que ya están en funcionamiento “más de cien talleres diseminados en las distintas cárceles de la Provincia, que hacen que miles de detenidos hoy puedan aprender un oficio. Recuperamos la educación formal, que estaba abandonada: cada vez tenemos más internos inscriptos para terminar la primaria y la secundaria”.

Estuvieron el ministro de Justicia, Gustavo Ferrari; el intendente, Sebastián Abella, y el subsecretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell.

“Hacía más de veinte años que en la Provincia no se construía una cárcel nueva”, recordó Vidal. “Queremos generar oportunidades desde el momento de la detención. Que el tiempo que las personas que cometieron delitos y estén detenidas en las cárceles no sea perdido, sirva para rehabilitarlas”, apuntó.

Explicó que el nuevo penal de Campana –único en su tipo en Sudamérica y con sólo dos similares en el resto del mundo: uno en Alemania y otro en Estados Unidos- sólo alojará a detenidos que no hayan cometido “delitos graves, como violaciones o asesinatos, sino primeros delitos con penas de hasta cinco años”.

El proyecto, impulsado por la gobernadora y el ministro, prevé la plena ocupación de los internos a través de la educación, el trabajo, el deporte, la formación laboral y el abordaje asistencial intensivo, enfocado en la salud y las adicciones.

El Programa “Adultos Jovenes” comenzó a funcionar a comienzos de 2018. Para ingresar al Programa los internos deben firmar un Acta de Conformidad y la selección la realizará la Dirección General de Asistencia y Tratamiento del SPB teniendo en cuenta los distintos informes criminológicos y de conducta.

La Unidad Modelo para Jóvenes de Campana –que quedará finalizada en diciembre próximo- alojará a 616 jóvenes de 18 a 21 años, de sexo masculino, que estén cumpliendo una pena menor a los cinco años de reclusión, relacionada con delitos como robos, hurtos o encubrimientos.

Pero hay otro proyecto que quedó trabado en el Senado bonaerense. Se trata para reformar el Régimen Penal Juvenil, que no pudo ser tratado la semana pasada. El oficialismo busca llevar adelante una modificación de 15 artículos de la ley N° 13.634, para poder unificar las competencias de los Juzgados de Garantías Juveniles con los Juzgados de Responsabilidad Penal Juvenil, generando que “todos los juzgados penales de Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil podrán intervenir tanto en la etapa de investigación como en el eventual juzgamiento”.

El bloque de senadores de Unidad Ciudadana lo rechaza, entre otras cosas porque elimina la revisión trimestral de las medidas que implican prisión preventiva para menores, algo que está previsto por la legislación actual, genera un rechazo.

“El derecho de un niño no puede ser derogado” criticaron a la salida de la reunión de Comisión por parte del kirchnerismo, mientras que reclamaron por la presencia de los integrantes de la Comisión de Niñez en el plenario de comisiones de Legislación General, Asuntos Constitucionales y Seguridad.

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) también cuestionó al Gobierno: señalaron que la situación de la niñez en la Provincia es “crítica” y que el Poder Ejecutivo intenta “beneficiar” a jueces y fiscales para ampliar los tiempos de detención de los jóvenes en las comisarías.