Docentes: En pleno paro, el vicegobernador pidió una paritaria «razonable»

La Federación Docente de la Provincia adelantó que se plegará al paro de la CGT del 25 de junio, en el comienzo de la segunda jornada de paro. Según la FEB, ayer hubo un acatamiento de casi el 90%. Para la Provincia no superó el 44%.

El secretario de SUTEBA, Roberto Baradel, remarcó hoy que se plegarán al paro nacional y cuestionó a la gobernadora, María Eugenia Vidal, por su política salarial. Si bien se pagaron adelantos a cuenta, actualizando haberes a mayo de acuerdo a la inflación, la negociación se estiró mucho más con los nuevos índices de inflación estimados.

La Provincia llegó a ofrecer el 18.3% en una paritaria dividida en dos semestres. Pero ahora los gremios pidieron el 27%, cuando antes querían el 20 más la cláusula gatillo. Hace más de un mes que no reciben una convocatoria oficial.

«Los trabajadores la estamos pasando mal. Por eso creemos que el 25 va a ser una expresión de la mayor parte de la sociedad. Nosotros vamos a acompañar la medida», dijo Baradel en conferencia de prensa, al tiempo que señaló que el próximo martes realizarán un banderazo.

Cabe señalar que el gremialista ya había adelantado que se sumarían a la medida de fuerza de la central obrera en el marco de su pertenencia a la CTA de los Trabajadores.

El vicegobernador, Daniel Salvador, aseguró en tanto que si bien algunos de los reclamos de los gremios docentes para que mejore su salario «son justos», la Provincia no puede comprometerse «a aquello que después no puede cumplir».

«Estamos en un camino que es más difícil pero que es el que nos va a llevar a objetivos que hace años se habían perdido: fortalecimiento del país y de la provincia», expresó Salvador.

En ese marco, fuentes oficiales informaron que tras el relevamiento de casi 10 mil escuelas en toda la Provincia, el acatamiento al paro hoy alcanza al 44% y 155 establecimiento educativos cerrados.

Consultado sobre el conflicto con los gremios que integran el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB), que hoy llevan adelante la segunda jornada de un paro de 48 horas, el vicegobernador afirmó que «se están haciendo muchas cosas y, en el medio, hay reclamos que en muchos casos son justos, pero la Provincia no puede comprometerse a aquello que después no puede cumplir».

El funcionario destacó que «en ningún momento se pone en tela de juicio la lógica del reclamo en cuanto a mejorar los salarios» pero destacó que «los sueldos que la Provincia puede pagar son consecuencia de una provincia que pueda recuperar su potencialidad, y es lo que estamos haciendo».

No obstante, el vicegobernador recordó que, con el objetivo de que los salarios de los maestros «no queden desfasados», la gestión bonaerense ya había otorgado «porcentajes del anticipo».

Remarcó luego que desde el gobierno se trabaja para encontrar puntos de encuentro, destacó la necesidad de mejorar la calidad educativa y el presentismo, y manifestó que «queremos poder intercambiar propuestas con cosas realizables y tener puntos de encuentro».

«Los chicos, que son los que no tienen responsabilidad en esto, no deben verse perjudicados», sostuvo Salvador en alusión a las medidas de fuerza.

«Nosotros hacemos algo distinto a lo que se hacía antes, que se ocultaban los problemas, se armaban relatos y se cambiaba la expectativa de tener esperanzas por resignación; nosotros mostramos hechos, más que palabras», dijo y añadió que «hoy nos plantean problemas y preocupaciones, que compartimos, pero en paralelo podemos mostrar resultados ante la enorme deuda social que había».