Moreno se convirtió en el primer distrito K de la Zona Oeste en recibir el SAME Provincia

En un acto junto al intendente K Walter Festa, la gobernadora, María Eugenia Vidal, anunció hoy la puesta en marcha del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) en Moreno. Se trata del primer distro peronista que en la Zona Oeste recibe el modelo bonaerense. El año pasado ya lo tenían Morón y Tres de Febrero, de gestión macrista.

«Cuando termine nuestra gestión, todos los bonaerenses van a tener SAME y todos los hospitales provinciales van a tener su guardia renovada para garantizarles a todos los vecinos de la Provincia que cuando tengan una dificultad no estarán solos, que hay un Estado que va a estar ahí para dar la respuesta que necesitan», anunció Vidal esta mañana.

Acompañada por el ministro de Salud, Andrés Scarsi; el subsecretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell; y el intendente, se hizo entrega, además, de trece ambulancias de alta complejidad para atender las emergencias de los vecinos.

Vidal explicó que el SAME «fue uno de los primeros objetivos» de Mauricio Macri cuando asumió como jefe de Gobierno porteño: «Veníamos de Cromañón, de muchas fallas y problemas para atender a mucha gente en una catástrofe. Reconstruimos un servicio de emergencia y les ofrecimos a los vecinos de la capital y a los bonaerenses que iban todos los días a trabajar la tranquilidad de que, si algo les pasaba en la calle, iba a haber una ambulancia a su lado».

«Hasta 2015 esto no pasaba en la provincia de Buenos Aires. En cada municipio había muy pocas ambulancias, los servicios se sostenían a pulmón, las calles con poca pavimentación hacían más difícil entrar a algunos barrios y eso hacía que mucha gente que pasaba por una emergencia esperara horas para ser asistida», describió.

Hoy hay 56 municipios bonaerenses que tienen SAME, pero muchos intendentes peronistas se resisten. El caso emblemático es Ituzaingó, donde Alberto Descalzo pide que se termine un hospital que nunca nadie pudo explicar quién lo iba a sostener, pero se niega a recibir las ambulancias de la Provincia. El distrito tiene uno de los sistemas sanitarios más precarios de la Provincia y además contrata el servicio de emergencias, que es caro, malo y además «secreto».

Incluso Festa, hombre ligado a La Cámpora, aceptó las 13 ambulancias nuevas, que le permitirán subir a 18 los móviles de emergencia en su distrito. «Estamos muy agradecidos a la gobernadora. Creo que es un ejemplo de que podemos trabajar juntos, de convivencia política», apuntó el intendente. La ayuda representó un inversión de $49 millones.

Los próximos distritos podrían ser Hurlingham y Merlo. Con Ituzaingó la negociación se inició pero parece más difícil.

Las 13 ambulancias son  de alta complejidad y responderá urgencias de una población cercana a las 500 mil personas.

Actualmente, el servicio tiene presencia en 56 municipios con 213 ambulancias y beneficia a más de 9 millones de bonaerenses.