Menéndez arma dentro del PJ, mantiene lazos con Cristina y sigue amigo de Vidal

El titular del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez, aseguró ayer durante un plenario en La Plata que «se construye un espacio amplio, para generar una alternativa electoral que derrote para siempre este ajuste perverso». El peronismo aceleró los tiempos de un proceso que puede generar una Primaria o dos frentes distintos. Buscan correr a Vidal de Provincia.

“El gran desafío de ayer es lograr que todos volvamos a trabajar juntos”, señaló Menéndez, quien remarcó que en el peronismo “no sobra nadie” y citó al papa Francisco para referirse a la necesidad de la unidad del PJ, al manifestar que el pontífice “habla de la concordia que significa la unidad de todos nosotros, unidad en la diversidad”.

El intendente de Merlo también se refirió al acuerdo del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) al considerar que “desde la firma con el Fondo, la patria vuelve a estar en peligro y el pueblo en unos meses va a estar sufriendo muchísimo más, por eso tenemos la obligación de dejar todas las diferencias de lado y reconstruir la patria”.

“Tenemos la obligación como peronistas de poner todo para que la Argentina resurja como una gran Nación. El peronismo está en marcha, está de pie y vamos por nuestra historia y por nuestro corazón”, concluyó Menéndez.

Del encuentro participaron los dirigentes Omar Plaini; Silvina Batakis; el presidente del PJ La Plata, Luis Lugones; el consejero provincial Gabriel Bruera; el diputado provincial Guillermo Escudero, concejales y organizaciones.

Menéndez busca armar un frente interno dentro del peronismo, pero es escenario electoral no está claro, por la situación del PJ intervenido y una Cristina Kirchner que se mantiene por ahora en Unidad Ciudadana. En diálogo con este medio, el titular del Concejo Deliberante de Merlo, Pablo Rendich, reconoció que el peronismo ya pisó el acelerador:

«Menéndez está todavía en un diálogo con todos, inclusive con Cristina Kirchner, quien transmite una enorme tranquilidad. Fue vox populi las reuniones con Massa, con el Randazzismo, con Solá y Julián Dominguez. Lo que ha sucedido este último tiempo es que la profundización de la situación financiera que se traduce en una gravedad de la situación económica ha acelerado los tiempos políticos. La gente está demandando propuestas en el Congreso y los bloques tienen que estar preparados. Esto obliga a los líderes a reunirse más allá de que haya internas adentro del PJ».

«Más allá del sello la idea es llegar a una elección general en unidad. El tema es que falta bastante. Que no haya que no haya grupos que sean funcionales al Gobierno. Hay que llegar a la zona de definición sobre el cierre de listas con un panorama aclarado. La gente termina organizando. Aquel que no mide, que no es representativo… hay una selección naturla, un ecosistema que determina quién son los tres o cuatro que van a llegar», apuntó el ex cronista de América.

«Se necesita un programa de gobierno que le de seguridad a la gente, que no tenga miedo de volver a votar al PJ», concluyó.

Uno de los frentes internos de Menéndez es con parte del kichnerismo, que le endilga haberse acercado a la gobernadora. El mes pasado el diario Clarín afirmó que le ofreció apoyo a Vidal, si es que esta va de candidata a Presidenta. Según explicaron en su entorno, existe una idea de correrla de la Provincia, pero no un respaldo político detrás.

¿Fue una operación lo de Vidal? «Fue una absoluta operación de prensa, que radica en que el intendente ha tenido siempre una relación de respeto. Han cuestionado que la reciba, pero es inevitable. Todos los días la Provincia deposita fondos de Coparticipación, fondos asignados, el trabajo mancomunado es inevitable. Ahora, el intendente va a participar dentro del PJ o el espacio peronista», contestó Rendich. El panorama está borroso. Y no sólo para el Gobierno.