Condenan a 50 años al ex policía autor del doble crimen de Ituzaingó

El Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Morón condenó a 50 años de prisión al exsargento de Comando de Patrullas de la Policía Bonaerense de Ituzaingó, Ángel Borile. El exuniformado fue encontrado culpable del femicidio de su exmujer, Ivana Gómez, y del escribano Néstor Rombolá, ambos hechos ocurridos en 2014.

El doble crimen ocurrió por la tarde del 4 de diciembre de 2014, cuando Ivana Gómez se encontró con su expareja en el frente de la oficina del escribano Néstor Rombolá, con el fin de repartirse una propiedad que debía venderse. Sin embargo, el policía discutió con la mujer, de la que se había divorciado, y la golpeó ferozmente. Todo quedó registrado por las cámaras de seguridad del lugar ubicado en Rondeau 161.

Borile estuvo prófugo varios meses en Paraguay antes de ser detenido por asesinar a su exposa y a un escribano.

Según las imágenes que trascendieron en las últimas horas, después de ingresar al lugar, siguieron las agresiones por parte del efectivo, momento en que Rombolá intentó separarlos. En medio del forcejeo, Borile sacó de su mochila su pistola reglamentaria calibre .9mm y le disparó dos veces al escribano en el pecho.

Poco después, Borile, quien estaba con licencia médica porque había chocado un patrullero, se acercó a su exesposa y la mató de ocho tiros cuando quiso escapar. La víctima había sido mamá hacía seis días.

Tras la balacera, el atacante se escapó a la casa de un amigo del padre en Paraguay donde se presume que se escondió hasta el 29 de abril de 2015 cuando fue finalmente detenido. La captura internacional del exsargento había sido pedida el 18 de diciembre por el juez de Garantías 5 de Morón, Jorge Rodríguez, quien le solicitó la búsqueda a la Sección Investigaciones Federales de Fugitivos de Interpol.

 

El 22 del mismo mes, Interpol emitió una “notificación roja” para que el efectivo fuera detenido en el exterior y comenzó a realizar escuchas telefónicas y tareas de seguimiento. De acuerdo a material secuestrado, se determinó que Borile estaba planificando fugarse a Brasil.

En un fallo histórico en el Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Morón, esta mañana Borile fue condenado a 50 años de prisión, sin derecho a libertad condicional, acusado de “homicidio calificado por haber sido cometido para facilitar y consumar otro delito y homicidio calificado por haber sido cometido contra una persona con la que mantuvo una relación”.

“Borile nunca pidió perdón, no mostró arrepentimiento y su relato no fue creíble”, dijeron los fiscales Hernán Moyano y Paula Hondeville, que tuvieron a su cargo la investigación del doble crimen.

A esa consideración, uno de los jueces a cargo de la condena, Claudio Chaminade, le agregó el componente de que fue “un cobarde” al no permitir que ninguna de las víctimas se defendiera del sanguinario ataque.

 

“No sólo fue un fallo contundente sino que nos emocionó hasta las lágrimas. Los jueces describieron al asesino como un cobarde, que mató por el sólo hecho de matar, y en el caso del escribano, lo mató para llevar adelante su designio criminal contra su ex pareja. Una cosa de locos”, describió el abogado Luis Rappazzo.

Ese letrado representó en el juicio a los hijos de Rombolá. “Tiene 44 años y estará 50 años en la cárcel. Si sobrevive saldrá casi a los 100 años”, detalló el abogado.