Tras la novela mediática, Vanucci busca sacarle plata a Ituzaingó

La modelo y empresaria Victoria Vannucci presentó una demanda millonaria contra la municipalidad y el Concejo Deliberante de Ituzaingó por «daños y perjuicios», al sostener que fue «expulsada del país» luego de que tales organismos públicos la declararan «persona no grata».

Meterse con un mediático puede servir políticamente, pero tiene sus costos. Comenzó se inició luego de que aparecieran fotos del empresario Matías Garfunkel en una cacería. El tema alcanzó notoriedad. Entonces un concejal de Libres del Sur presentó un proyecto de repudio. Se votó y tuvo más trascendencia mediática de lo que el tema merecía en sí mismo. Unos meses después la declaración se derogó, para evitar un perjuicio económico al municipio.

Esto no detuvo a Vanucci. Según explicó su abogada Ana Rosenfeld a Teleshow, en octubre de 2016 radicaron una denuncia en el Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo (INADI) por considerar a los organismos municipales responsables de un «linchamiento social».

«Hubo un hecho desencadenante, más allá de la agresión que Victoria recibió en las redes sociales (le inició acciones legales a Twitter, en 2016), y fue la decisión totalmente absurda que tomó el Concejo Deliberante. Los que votaron esa ordenanza generaron un daño inconmensurable», explicó Rosenfeld y publicó Infobae. «Lo utilizaron como una promoción individual, y trataron de lucrar políticamente», añadió.

En su presentación, la empresaria argumenta que se sintió discriminada porque «ser considerada persona no grata es algo tremendo». «El daño que le causaron a Victoria fue a nivel nacional. Se expandió de una manera absurda porque además ella ni siquiera vivía en Ituzaingó cuando ellos la consideraron persona no grata», precisó la letrada.

El INADI se pronunció a favor de Vannucci y afirmó que tanto la Municipalidad como el Concejo Deliberante tuvieron una «conductora discriminatoria» hacia su persona.

«Se recomienda a la parte denunciada (concejales y Municipio) reflexionar sobre una herramienta socialmente tan delicada como denominar persona no grata a cualquier individuo para evitar hacerlo, como en el presente caso, con motivaciones en conductas que exceden la figura de la propia denunciada y que, tal como afirmó el propio denunciado, aún no tenían fallos judiciales que la acreditasen», firmó Paula Spaccarotella, coordinadora de Recepción y Evaluación de Denuncias de ese organismo. A partir del fallo del INADI los ediles derogaron el decreto en diciembre de 2017.

Se trata de una demanda millonaria, de acuerdo a lo que adelantó Rosenfeld. Pero en caso de resultar favorable, parte del dinero será donado a instituciones de bien público.

«Victoria está mal por lo que pasó pero también está contenta porque de alguna manera se está haciendo justicia», sostuvo su abogada. Es notable también como algunos letrados salen en ayuda de multimillonarios frívolos y calculadores. Es mucho más difícil conseguir un penalista honesto que se atreva a luchar contra las injusticias de la Comuna.