Resisten el traspado de Aysa a Provincia, pero negocian por Edenor y Edesur

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, negocia con Ciudad y la Provincia de Buenos Aires el traspaso del servicio eléctrico que tienen concesionados en el área metropolitana Edenor y Edesur. La idea tiene resistencia de María Eugenia Vidal y de intendentes por el costo fiscal que implicaría trasladar los subsidios tarifarios.  El paquete podría incluir al transporte de colectivos y la empresa de aguas y cloacas AySA, aunque en este último caso el tema se habría enfriado.

La idea ya se venía barajando, pero un proyecto de legisladores peronistas que obligaba al traspaso total de esas empresas a la Provincia desató el alerta, en pleno debate por el plan de juste fiscal entre la Nación, las Provincias y municipios.

Ayer, Dujovne recibió a Horacio Rodríguez Larreta y a Vidal en el primer paso para la transferencia. En principio, el traspaso de la empresa de servicio de agua corriente no se concretaría porque los costos operativos están cubiertos, y además por la carga que tienen las grandes obras de infraestructura, hoy imposibles de financiar por los municipios y provincias.

En su última exposición en el Congreso Dujovne había dicho que AySA “solo recibe subsidios para realizar obras en todo el país, aproximadamente unos $ 15.000 millones”.

El planteo de los gobernadores peronistas para que la Nación deje de financiar el funcionamiento de empresas de servicios públicos energéticos -que sólo prestan servicio en la Ciudad y en la Provincia- incluye que esos distritos se hagan cargo de los subsidios por transporte público, que son mucho mayores que en el interior.

En el caso del transporte metropolitano se calcula que la Nación aporta entre $40 y $50 mil millones de pesos anuales en subsidios, que los mandatarios consideran que deberían financiarlo los distritos liderados por Larreta y Vidal.

Así como tiene a gobernadores del PJ que fogonean el traspaso de servicios a Provincia, Vidal encontró intendentes un escudo. Ayer el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Manuel Mosca, que logró sumar el respaldo del jefe comunal de Leandro N. Alem, Alberto Conocchiari y de Chivilcoy, Guillermo Britos al reclamo por los fondos fiscales.

En la reunión con el titular de la Cámara bonaerense, el intendente Conocchiari, expresó: “Respaldamos la preservación de los recursos de los bonaerenses, porque no me parece que los servicios, como por ejemplo Aysa, tengan que pasar a la provincia, como tampoco me parece que los gobernadores quieran imponer una situación de este tipo”.

Además, señaló que “ha costado mucho recomponer el flujo de recursos de la provincia y por lo tanto hay que defenderlo”.

Por su parte, el jefe comunal Guillermo Britos manifestó que “estamos en la misma vereda que la gobernadora, en defensa de los recursos de los bonaerenses, porque acá no debe importar el color político, sino en qué necesitan los vecinos”.

Manuel Mosca también habló al respecto y dijo que “la recuperación de nuestros recursos es un logro de toda la dirigencia de la Provincia que, con Vidal a la cabeza, volverá a defender los derechos ganados que son más obras y mejor calidad de vida para todos los vecinos, sin importar en qué municipio vivan o qué color político los gobierne”.

Entre los destacados respaldos públicos aparecen los de Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Juan Zabaleta (Hurlingham), Hugo Corvatta ( Saavedra), Néstor Álvarez (Guaminí), entre otros.