Intendentes se manifestaron contra el posible traspaso de AYSA

Un grupo de intendentes peronistas se manifestó en contra del posible traspaso de la empresa estatal AYSA de Nación a la Provincia y pidió mantener tanto las obras como a sus trabajadores, durante un reunión con Obras Sanitarias.

Los jefes comunales fueron recibidos por el secretario de ese gremios, José Luis Lingeri, para “ratificar su defensa de la empresa estatal AySA, garantizar los puestos de trabajo y asegurar la continuidad de las obras de agua y cloaca en los distritos con el objetivo de seguir mejorando la calidad de vida de los vecinos”.

La movida de alguna manera le sirve a la gobernadora, María Eugenia Vidal, para resistir la propuesta del traspaso, que se enfrió luego de que legisladores del PJ federal presentaran un proyecto para transferirle por ley tanto a AYSA como Edenor y Edesur.

La Provincia negocia junto al gobierno porteño con el Ministerio de Hacienda por las empresas de servicios, pero no está dispuesta a enfrentar el costo fiscal de los subsidios del área metropolitana. En el paquete también se habla de los colectivos.

En efecto, el peso fiscal de la transferencia podría afectar las obras en los municipios. De ahí que sean aliados circunstanciales los intendentes del PJ o Unidad Ciudadana. En la reunión en Obras estuvieron Juan Zabaleta, de Hurlingham; Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora; Gabriel Katopodis, de San Martín; Leonardo Nardini, de Malvinas Argentinas; Julio Zamora, de Tigre; Alberto Descalzo, de Ituzaingó; Andrés Watson, de Florencio Varela; Fernando Gray, de Esteban Echeverría; Aníbal Regueiro, de Presidente Perón; y Mariano Cascallares, de Almirante Brown.

Este bloque de jefes comunales representan a millones de habitantes de distintos distritos de la provincia de Buenos Aires.