Di Castelnuovo respondió por los aportes: «La campaña de 2015 la armó Marasco»

El jefe de bloque de concejales de Cambiemos, Gastón Di Castelnuovo, salió responder por los aportes de campaña de 2015 y puso en aprietos a quien fue su candidato a intendente, Osvaldo Marasco. Tras las denuncias de «dinero en negro» por parte del empresario que operada para Descalzo, el edil aseguró que tanto él como su compañera de bancada, Ana Di Benedetto, realizaron los aportes económicos, tal cual aparecen en la declaración jurada que hizo el PRO.

Hasta hoy, sólo la gobernadora Vidal había salido a contestar las denuncias de «El Destape», sobre la campaña del 2015.

No es novedad que haya sospechas sobre los fondos de campaña de los grandes partidos políticos. Y es probable que exista un modus operandi para blanquear recursos que venían «en negro». Daniel Scioli tuvo más de 4 mil aportes particulares: funcionarios, empleados públicos y trabajadores que no pasaban de los $40 mil cada uno. Pero la Justicia no hurgó lo suficiente entonces. Hoy, con la nómina de aportantes del PRO en la mano, surgieron nuevas denuncias.

No sólo Marasco, sino toda a lista que armó en su momento, a excepción de los actuales concejales de Cambiemos en Ituzaingó, niegan haber hecho los aportes. «No aporté los 50.000 pesos que figuran en ese listado, y por lo que se, nadie de esa lista aportó un solo peso», le dijo el inversor inmobiliario de Ituzaingó a periodistas de C5N y Radio 10.

«No me ocupé de manejar los fondos de la campaña. Pero yo aporté, Ana aportó y probablemente los que salen a hacer esta operación quieren pegarle al gobierno», se desligó hoy Di Castelnuovo, durante una recorrida por obras.

El concejal también aseguró que sus compañeros de lista en el 2015 le informaron que «habían aportado para la campaña».

«Me lo dijeron después de decirme que iba a estar en la boleta local. La campaña la manejaba Marasco. No tengo idea de cómo manejaba los fondos. Pero armó todo, la lista, de la cual nos quiso bajar después», aclaró esta mañana el edil.

A Marasco lo acusaron en el PRO de levantar fiscales en la Primaria de agosto de 2015, habiéndose asegurado la interna, para que no perdiera la boleta de Descalzo. Lo mismo habría hecho en la general. Había confeccionado una lista de familiares y amigos de la burguesía local, de empresarios afines al poder que nada tenían que ver con Cambiemos.

No es un arrepentido ni mucho menos. Pero en Cambiemos algún referente debería salir a decir algo oficialmente, en vez de guardar silencio. «Lo que pasa es que contestar a las operaciones es darles de comer», se replica por lo bajo.

«Marasco es una persona que viene tirando mierda contra Cambiemos desde antes de las elecciones. Basta con leer su Facebook. Siempre jugó a sacar votos de la oposición para que gane Descalzo. Terminó mal con todos. ¿Cuál es su objetivo ahora? Los concejales que respondieron a Marasco se fueron con el oficialismo. Es lo que pasó con Tonelotto y Sánchez», apunta Di Castelnuovo.

Marasco fue candidato de De Narváez, de UDESO, de Cambiemos, de Cumplir y funcionario municipal, todo en una misma década. Lo curioso es que todavía le creyeran. La inversión publicitaria la hacía para las PASO. Nunca en una general.

De todas formas,  Di Castelnuovo aseguró que «debemos replantearnos el tema de los aportes para los partidos políticos. Se necesita una nueva ley. Es un sistema que viene así hace años y hay un problema». En su descargo, recordó casos emblemáticos de la campaña del FPV. «En Cambiemos figurarán como aportantes los que estaban en la lista. Del otro lado operaban los que estaban en el negocio de la efedrina, los narcotraficantes», se despachó el concejal.