Reacción oficial: buscarán garantizar la transparencia de los aportes de campaña

El Gobierno salió hoy por primera vez a reconocer las denuncias sobre los «aportes truchos». «Tenemos que ir a un sistema que garantice el sistema y fije quiénes pueden aportar. Todo debe estar bancarizado así no quedan dudas», afirmó esta tarde el Presidente, Mauricio Macri. Al mediodía, la gobernadora bonaerense le pidió la renuncia en forma «preventiva» a la contadora general de la Provincia, Fernanda Inza, hasta tanto se aclare su situación en el manejo de los fondos de la Campaña de Cambiemos en 2017. Una fina línea divide la investigación de la operación política.

Inza es la Tesorera del PRO bonaerense y había ascendida en plena difusión de las denuncias de blanqueo de fondos para la campaña a través de falsos aportantes. La semana pasada, el juez federal Sebastián Casanello citó a los primeros testigos, a instancias de una presentación de La Alameda, que conduce el diputado porteño Gustavo Vera. La ONG, en rigor, colgó en su web el listado completo de los aportantes de las últimas campañas que figuran en los registros de la Justicia Electoral. Abarca a todas las fuerzas políticas, incluidos funcionarios y ex, miles de empleados estatales y militantes. Es dinero por lo general en efectivo, que no deja huellas. Si existe un tipo de modus operandi ya se denunció en 2016, por los aportes del FPV. Hoy está en la mira Cambiemos, pero el ruido fue mayor.

Lo que antes terminaba en la nada (como los aportes partidarios de empleados públicos), ahora tomó forma de exámen para el oficialismo. Un medio como El Destape halló entre los aportantes a beneficiarios de planes sociales y monotributistas que dicen no haber aportado. Con la lista en la mano, el kirchnerismo quiere armar un escándalo en cada pueblo. Lo irónico es que siempre encuentran a dirigentes o militantes que tienen motivos para salir desacreditar a Cambiemos. Como casi toda la lista de concejales de Ituzaingó de 2015. La armó Osvaldo Marasco, un empresario cercano al municipio, que desde una década busca limpiarle el terreno para que nadie desbanque a Descalzo.

Fue funcionario del FPV, candidato de Unión Pro, UDESO, PRO y hasta Cumplir. En la última elección ni pasó la interna.

«La campaña la manejó Marasco», salió a rebatir esta semana Gastón Di Castelnuovo, concejal y precandidato al 2019. Asegura haber aportado. ¿Hay registros o habrá que confiar en la buena fe de los testigos? En kirchnerismo de Morón logró hallar en estos días a un ex candidato que también niega haber aportado. Da la casualidad que no le dieron empleo y se abrió del oficialismo. Otro ex funcionario de Morón, que aparece entre los aportantes, les aseguró: «No van a encontrar en mí lo que están buscando». Su jefa política reconoció que faltó transparencia en Provincia.

El modus operandi que se denuncia ahora es el mismo de siempre. Sólo hay que entrar al registro y poner nombres y apellidos. Tan vagos son los controles que algunos aparecen sin ningún dato fiel. Sólo el monto. Es hora de que se cambie.

https://public.tableau.com/views/Aportes/Aportes?:showVizHome=no

 

En 2016, los informes financieros de todos los partidos fueron analizados por la jueza electoral porteña María Servini de Cubría, que no aprobó los balances presentados por las agrupaciones Cambiemos, Frente para la Victoria, Frente UNA y Compromiso Federal, que entre los cuatro concentraron más del 90% de los votos. Los partidos apelaron y la Cámara Nacional Electoral convalidó estos informes. Hasta ese entonces la regla oficial era el todo pasa.