Un año después de la obra, Tagliaferro se encontró con los vecinos de Boquerón

A un año de terminar con la obra de entubamiento, el intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro se reunió con vecinos de la Cuenca Boquerón, a quienes en 2015 les había prometido terminar con el proyecto para evitar más inundaciones.

La obra había quedado paralizada en 2014 y apenas avanzó en 2015, por falta de financiamiento. Fue casi un año de vecinos que convivieron con un pozo de casi cien metros. Fue el primer proyecto que retomó la gestión, con recursos de Nación y del Municipio, sobre una zona de anegamientos que sufrían más de 40.000 personas de Morón Centro y Sur.

Esta mañana el intendente visitó a vecinos en la esquina de Boquerón e Yrigoyen, donde afirmó: «La de Boquerón era una obra que encontramos desfinanciada, totalmente deteriorada. Todavía me acuerdo las fotos que me mandaban Jorge, Raquel y todos los vecinos. Por eso desde el primer momento fue prioridad para nuestro equipo, para que las familias no se inunden más. Hace un año la finalizamos. Hoy en Morón las obras que se empiezan, se terminan».

La obra contempló la traza de un conducto rectangular doble celda de 2.10 metros por 2.10 metros que se extiende por más de 15 cuadras, desde el Aliviador Casullo, en la intersección de las calles Casullo y Entre Ríos, pasando por Ortiz de Rosas y Abel Costa, hasta el cruce de las calles Boquerón e Hipólito Yrigoyen.

Además, para resolver los anegamientos recurrentes, se agregaron dos ramales secundarios: uno por la calle Belgrano desde Ortiz de Rosas hasta Fernández Moreno y otro por Vicente López desde Abel Costa hasta Boquerón.