Mientras despedían los restos de la oficial Lourdes, detuvieron a otro sospechoso en Ituzaingó

La Policía Bonaerense detuvo este martes por la tarde al segundo sospechoso de participar en el crimen de la joven policía Lourdes Espíndola, quien el sábado pasado fue asesinada cuando esperaba un colectivo a la salida del puesto de peaje en Quintana y Colectora de AO.

Se trata de Pablo Manuel Frascarelli, de 38 años, quien fue apresado en la localidad de Ituzaingó. Fuentes del caso señalaron que tiene al menos cinco causas penales por robos cometidos en jurisdicción del Departamento Judicial de Morón.

En la noche del lunes ya habían detenido a Jorge Di Blasi, de 37 años, quien también tenía antecedentes penales. En su casa hallaron dos armas: una «tumbera» con capacidad para cartuchos 12/70 y un revólver Taurus 357 Magnum, con 5 cartuchos intactas. También tres cartuchos 9 mm.

Ante la Justicia, el primero de los acusados declaró que no tenía nada que ver con el crimen de la oficial.

Frascarelli había huido de su domicilio, pero fue ubicado por los investigadores en otro domicilio. Fuentes del caso informaron que al momento de su detención portaba una pistola automática calibre 45.

La detención se dio a conocer poco después de que se velaran los restos de la mujer policía. Pese a los cruces de ayer del padre y el viudo de Lourdes con funcionarios de alto rango de la Policía, por los exabruptos en televisión contra el Presidente y la gobernadora Vidal, se esperaba que en la tarde de este martes Mauricio Macri reciba a la familia de la víctima, como parte del reconocimiento del Estado a su labor.