Calcaterra se presentó como “arrepentido” en la causa de las coimas K

Ángelo Calcaterra, ex dueño de la constructora IECSA y primo de Maurio Macri, se presentó ante el juez federal Claudio Bonadio y reconoció haber realizado aportes a las campañas electorales del FPV bajo la figura de “imputado colaborador”.

El empresario era una de las cartas que tenía el kirchnerismo para evitar que la Justicia fuese a fondo contra la corrupción en tiempos de Néstor y Cristina Kirchner, pero operaciones al margen, se acaba de sumar a la lista de delatores. El Lava Jato argentino recién comienza y tiene futuro incierto. IECSA también está bajo la lupa como socia de Odebrecht en la licitación del Soterramiento del Sarmiento en 2007, obra que hoy sigue adelante con la italiana Ghella.

Iecsa era la pata constructora de Socma de Franco Macri, dueño del holding que convivió con Menem como con los Kirchner.

La empresa Iecsa fue adquirida el año pasado por el grupo empresario que comanda Marcelo Mindlin, dueño de Edenor, que desplazó a Sánchez Caballero y ubicó en ese lugar a su hermano Damián. Calcaterra no fue detenido, mientras que Caballero recuperaría la libertad por su situación procesal. Aunque podrían ir a prisión en un juicio oral.

De acuerdo a los cuadernos del chofer Oscar Centeno, el arrepentido chofer de Roberto Baratta, el ex recaudador del Ministerio de Planificación de Julio De Vido, Iecsa habría entregado a los exfuncionarios kirchneristas unos U$8 millones.

La causa avanza a paso veloz. No ocurría lo mismo con las de Odebrecht, aunque la semana pasada al Justicia argentina llegó a un acuerdo con la Procuración de Brasil para que los delatores atestiguen. El mes pasado, la Cámara Federal de Casación Penal confirmó a la Unidad de Información Financiera (UIF) como querellante en el caso por supuestas coimas por parte de la empresa Odebrecht a ex funcionarios argentinos en la obra en el ramal Sarmiento.

De esta manera, la Justicia le permitió al organismo de control (además está la Oficina Anticorrupción) intervenir como parte en la causa en la que el juez federal Martínez de Giorgi, tiene procesado a Ricardo Jaime, entre otros ex funcionarios.