El Sindicato de Comercio salió a oponerse al servicio de “extra cash” en los comercios

El Sindicato de Comercio de la Zona Oeste (SEOCA) cargó contra el servicio de extracción de dinero con tarjetas (extra cash) que ofrecen algunas cadenas de comercio por considerar que se obliga a los cajeros a tener que ocuparse de cuestiones financieras fuera de convenio colectivo.

La práctica se ha vuelto habitual y viene ganando clientes. El Banco Provincia tiene acuerdos con las estaciones de YPF, supermercados como Carrefour, de grupo Concesud o Wallmart; y hasta en tiendas como Sólo Deportes. En algunos ni siquiera se necesita comprar un producto.

Conseguir efectivo suele ser un problema en lugares donde hay pocos cajeros, o directamente no existen, fines de semana largos o ante jornadas de paro bancario o transporte de caudales. A los comercios les acerca clientes y les facilita deshacerse de dinero líquido en sus sucursales.

Pero para el SEOCA, los “nuevos servicios extra cash, como cualquier otra vinculada a servicios financieros, y asignadas a los trabajadores afectados a líneas de caja, constituyen una modificación unilateral de los contratos de cada uno de ellos, y ajena en consecuencia, al débito laboral convenido originariamente”.

El gremio salió a batir parche en algunos centros comerciales, salió a cuestionar el servicio en redes sociales. Pero además “ha promovido intimaciones documentadas a las empresas en primera instancia, y ulteriormente, ha abierto canales de negociación colectiva en el ámbito del Ministerio de Trabajo, las que en todos los casos, fueron instancias desistidas por las empresas, y desconocidos nuestros reclamos”.

Esto no quiere decir que el servicio decaiga. “Si las empresas incorporan tareas nuevas que suponen una modificación del contrato de trabajo originario, deberán ser debidamente admitidas por los trabajadores, y en su caso, negociar la compensación salarial que justifique la misma. De lo contrario, los trabajadores no vamos a regalar nuestro esfuerzo, ni tolerar pasivamente la concreción de dichas tareas en aras de promover mayores ganancias a las empresas sin que exista el equitativo reconocimiento a los trabajadores”, hace valer el gremio.

El SEOCA, que conduce el ex diputado massista Julio Ledesma, advierte también que “cualquier medida que afecte el ejercicio de derechos” de sus afiliados “será considerada una provocación a nuestro Sindicato y por extensión a todos los trabajadores, circunstancias que habilitarán todas las acciones gremiales a que hubieren lugar en defensa de nuestros derechos consagrados en normas legales y convencionales”.