27 09 2017 Inicia el juicio a Julio de Vido por la Tragedia de Once en Tribunales de Comodoro Py. FOTO PEDRO LAZARO FERNANDEZ

II Juicio por la Tragedia de Once: La querella pidió 10 años de cárcel para De Vido

En el alegato final de la querella del (2°) juicio por la Tragedia de Once, el abogado Leonardo Menghini pidió 10 años para el exministro de Planificación Federal Julio De Vido, por encontrarlo culpable de los delitos de estrago culposo agravado por muerte y defraudación al Estado.

Ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 4 de la Capital -integrado por los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel, María Gabriela López Iñiguez y Ana María D’Alessio, esta última en calidad de jueza sustituta-, Menghini realizó una maratónica exposición, que fue fue transmitida en vivo por el canal de Youtube del Centro de Información Judicial (CIJ).

En su alegato final, insistió en que la formación funcionaba mal y que los peritos oficiales “mintieron” en sus declaraciones durante el primer juicio.

La sentencia probablemente se conozca entre agosto y septiembre, tiempo en el cual también se decidirá en la Cámara Federal si van presos los ex funcionarios y empresarios ya condenados por la Tragedia.

De Vido es juzgado junto a Jorge Gustavo Simeonoff por los delitos de descarrilamiento de un tren agravado por resultar personas fallecidas y lesionadas y por defraudación contra la administración pública.

Para esta querella no “hay ninguna duda sobre la responsabilidad y culpabilidad” de Julio De Vido como principal autoridad del ministerio de Planificación Federal de quien dependía la Secretaría de Transporte.

Después de un alegato de casi seis horas, el abogado pidió ante el TOF 4 una pena de diez años de prisión para el detenido ex ministro K.

En el caso de Gustavo Simeonoff, ex titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (UNIREN), el otro acusado en este juicio, se solicitó una pena de cuatro años como partícipe necesario de los mismos delitos.

A este juicio se llegó tras otro en que se condenó a los ex funcionarios Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, y el empresario Claudio Cirigliano, entre otros. Entonces, se determinó que el choque fatal fue causado por una suma de factores vinculados con la falta de inversión para el mantenimiento del Sarmiento y el descuido de la seguridad con que las formaciones hacían su recorrido.

Es decir, porque los fondos para hacerlo terminaron en otro lado. Por ello, sobre De Vido ahora recae la acusación de “estrago culposo agravado por muerte”.

La semana pasada el otro abogado querellante, Javier Moral, había pedido el sobreseimiento de De Vido respecto a la calificación de estrago culposo, pero sí lo encontró responsable de la administración fraudulenta y solicitó cuatro años y medio de prisión para el ex ministro.

Moral se concentró en el rol del maquinista Marcos Córdoba a quien sí acuso de estrago culposo. Y en la segunda parte se ocupó de hablar de los dos funcionarios acusados.

“Todos lo sabían, todos hicieron la vista gorda, hoy encarna De Vido pero todos lo sabían, todo el arco político”, dijo Moral en relación a TBA de los hermanos Cirigliano que tenían a cargo la concesión de la red ferroviaria Sarmiento.

Así, citó como ejemplo las millonarias multas que TBA tenía entre 2002 y 2006, las cuales ascendían a 22 millones de pesos “mientras que los trenes Belgrano y Roca tenían multas de 6 millones”.

Al momento de analizar el rol del Estado, indicó “en nueve años no hubo avances significativos, pero el día de la tragedia hicieron un informe y le sacan la concesión (por el decreto del 9 de mayo de 2012)”.

En ese entonces la empresa ya acumulaba más de 500 multas por una suma de 70 millones de pesos.