Más allá de las falsas alarmas, suman escuelas cerradas y denuncias de otras en mal estado

La Secundaria 5 de Ituzaingó, conocida como AUPI, cerró sus puestas hasta el próximo lunes para reparar dos fugas de gas que fueron confirmadas por inspecciones. También hubo falsas alarmas en Morón. Un intendente del PJ busca frenar a gremios, tras la tragedia en Moreno.

El AUPI está ubicada en la “Manzana de las Luces” en plena estación, pero siempre sufrió de problemas de infraestructura. Ayer, una inspección descubrió la falla de una estufa del tercer piso y que también había una fuga en la biblioteca. Por ende, jueves y viernes no hay clases.

“La Comunidad educativa Sec N*5 AUPI. Debido a las bajas temperaturas anunciadas, al corte de gas, sumado a prueba de hermeticidad que debe realizar el gasista este E.D informa que jueves 9/8 y viernes 10/8 CLASES SUSPENDIDAS!. Agradecemos a todos su comprensión y apoyo”, avisó la Dirección del establecimiento, que se sumó a otras 150 que se cerraron temporalmente en Moreno y el GBA.

En Morón hubo denuncias y operaciones. Página 12 había puesto a la Primaria 5 de El Palomar como ejemplo de una obra abandonada, cuando está en pleno proceso de reparación, luego del tornado que le voló el techo el abril. Entonces trasladaron a los chicos a la Base Aérea.

También circularon por redes sociales noticias sobre la Escuela 102 de Morón, dando cuenta de la internación de varias maestras. Esa noticia es de hace un año (también por problemas de gas). La fuga había sido advertida, pero habían abierto la llave de paso y casi se produjo una tragedia. A diferencia de Moreno, ese establecimiento contaba con red de gas natural. Al manos un par de escuelas de Morón tuvieron problemas de calefacción este año por el corte del suministro por parte de la empresa. En ese caso se compraron calefactores.

No obstante, la docente Sibila Botti informaba ayer que la secundaria 43 de ese distrito tiene el gas cortado. “Pierden las estufas en los salones de primer y segundo año. Vino alguien a revisar y cerro la llave de paso del medidor”, indicó.

“Esta escuela además tiene goteras, muchas, y solo 4 salones, por lo tanto tiene tres turnos. La escuela nueva está a pocas cuadras, su obra está abandonada desde hace casi tres años”, expuso.

En tanto, informó que en la EP N° 57 de Morón “hay desprendimiento de mampostería”. “Estuvo sin clases al inicio del año. Al día de hoy sus docentes y alumnos siguen esperando la reparación del techo entre otras cosas”, apuntó.

En el Colegio Dorrego también advirtieron problemas edilicios. Tras la explosión en la EP 49 de Moreno, lo gremios pidieron llenar de denuncias los consejos escolares, mientras la Gobernación salía a revisar establecimientos con cuadrillas de matriculados. En medio de la pelea política, el Municipio de Hurlingham (que administra el Servicio Alimentario de los Comedores Escolares mediante un acuerdo con la Provincia) buscó bajarle el tono a la crisis: Trascendió que le pidió a los los directores de escuelas no suspendan clases si no se corrían riesgos.