Bullrich: “Sólo detenemos el 40% de la droga que ingresa por las fronteras”

En el marco de una nueva jornada de timbreos, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, dialogó con comerciantes y vecinos del barrio El Pilar de Ituzaingó, donde advirtió que sólo se podrá eliminar la droga del Conurbano cuando se llegue a niveles de incautación similares a los Canadá en las fronteras. Para eso, el próximo viernes el Presidente lanzará el plan que incluye a las Fuerzas Armadas.

“El 17 arranca el plan de fronteras activas, con Macri en la Quiaca, con efectivos de las Fuerzas Armadas. Lo importante que las FFAA tengan una tarea y ayuden a las fuerzas de seguridad. Que tengamos fronteras más seguras”, declaró la funcionario esta mañana a Un Medio.

A esa altura ya había pasado por varios negocios y casas, donde le reprocharon la inseguridad y le contaron vivencias locales. “Ituzaingó está terrible”, le dijo el dueño de una casa de motos. Le recordó que hace dos semanas mataron a la oficial Lourdes Espíndola. En el lugar el Municipio no tenía cámaras de seguridad, aunque testigos ayudaron a seguir el auto de los autores hasta sus domicilios en Ituzaingó Sur.

“Estuvimos con el Presidente junto las familias de las policías asesinadas. En los peajes hay cámaras y estamos vigilando en centros de control, pero muchas veces se vé cuando el hecho sucedió. Lo que debemos es cuidar más a la policía, con más formación”, reconoció la ministra.

Bullrich timbreó en Ituzaingó

La ministra de Seguridad de la Nación visitó el distrito en el que fue asesinada Lourdes Espíndola hace dos semanas. Dijo que se debe cuidar mejor a la Policía. Y brindó detalles del plan contra el narcotráfico con las FFAA.

Posted by Un Medio on Saturday, August 11, 2018

 

La discusión continuó por el barrio. “Hay que terminar con la puerta giratoria de los delincuentes”, le rezaba un vecino. Bullrich aprovechó para contar, tomándose su tiempo, cómo viene la nueva reforma del Código Civil. Entre otras cosas cosas, permitiría condenas rápidas que terminen con los laberintos judiciales y las eximiciones de prisión tipo delivery. “Las motos que compraron son una porquería”, se quejaba un propietario de Posta de Pardo y José María Paz. Le explicaron que fue la inversión del Municipio del Fondo de Seguridad.

A su vez, Bullrich explicó a un grupo de vecinas que cuando se hizo cargo del área “en Argentina sólo se incautaba el 8% de la droga” que entraba al país. “Hoy estamos en el 40%. Apuntamos al hormiguero. La idea es llegar a índices de Canadá, que no tiene nuestra frontera, claro: En Paraguay se produce marihuana y en Bolivia cocaína. Ahora declararon enemigo al Glifosato, por mata las hierbas”, se quejó la ministra.

La escoltaron en todo momento los concejales Gabriel Pozzuto (encabezó lista en 2017) y Gastón Di Castelnuovo (jefe de bloque), entre otros. Mientras el kirchnerismo de Ituzaingó estaba en un plenario K en Berazategui, Cambiemos aprovechó una gran semana en materia política.

“Vemos que ha habido un cambio importante en la Justicia. Por primera vez llaman a funcionarios y a empresarios. Se empieza a cerrar un historia que hace años se denuncia, con excesos en obra pública, energía, contratos con sobreprecios. Es un paso importante para que Argentina no tenga impunidad. Como Gobierno debemos dar autonomía a la Justicia para que puedan trabajar sintiéndose seguros”, dijo Bullrich.

Un rato antes, vecinos de la cuadra de Chilavert y Barcala reclamaban porque siguen viviendo sobre tierra, barrio y agua servida. Tras una visita de Cambiemos el gobierno de Descalzo volvió para prometer “bajar la calle y tirar piedras, pero nosotros queremos el asfalto”, soltó un vecino de allí. Los concejales hicieron su trabajo: recodar que “hace 23 años que gobierna la misma persona”. Y apuntan a ser el Cambio.