El Centro de Veteranos de Malvinas de Morón se despega del despido de una militante K y le pide hacer “autocrítica”

El Centro de Veteranos de Malvinas de Morón salió a despegarse del cese de contrato de una empleada municipal que trabajaba en comisión para esa asociación. que había ingresado en la gestión anterior y era militante kirchnerista. “Nadie complotó. Tiene que hacer autocrítica”, le contestaron.

El despido trascendió la semana pasada, cuando terminado el mes le informaron desde la Dirección de Recursos Humanos del Municipio que no se le iba a renovar el contrato. Entonces Unidad Ciudadana salió a denunciar una “persecución”. Reyes también apuntó al Centro de Veterano: uno de sus integrantes históricos (Reynaldo Arce) preside hoy la nueva Federación de Veteranos de Malvinas y mantiene una buena relación con el Gobierno y con el Municipio.

“Blasa dijo que hubo complot y eso molestó a la comisión y al socio. Ningún compañero complotó. (Ella) Tiene que hacer una autocrítica y mirar lo que ella hizo. Cada uno tiene su pensamiento político pero no lo llevamos al Centro. Sabemos que es la hermana de un compañero caído pero no por eso tiene que llevar a la práctica…”, le salió a contestar en un video Rodolfo Antonio Arrieta, integrante de la CD del Centro de Morón y ciudadano ilustre desde 2011.

Según el kirchnerismo, fue cesanteada “por haber participado en las manifestaciones en defensa de la Escuela Pública”.

“Como madre de una estudiante de la Técnica 6 “Chacabuco” forma parte de la Comisión de Xadres (sic) que rechaza junto con la comunidad educativa la Reforma Curricular que pretende disminuir y recortar contenidos y horas para degradar el título técnico y desplazar docentes de sus cargos. Varios colegios de Morón repudiamos está persecución y despido, llamamos a que toda la comunidad educativa se sume a este rechazo! Y llamamos a participar de la Marcha del 12 de Octubre en defensa de la Escuela Pública”, manifestó en un comunicado. En el Municipio hicieron declaraciones oficiales, pero dejaron trascender que Blasa fue cesanteada “por su labor”. Sin respaldo del Centro que la cobijaba, finalmente fue desafectada. Un típico caso de militante que ingresa y se va por política.