Máximo Kirchner cerró plenario de La Cámpora en Hurlingham

Encerrado entre el frente judicial y el electoral, el hijo de la expresidente Cristina Kirchner cerró ayer un plenario de La Cámpora de Hurlingham, de la mano del presidente del Concejo Deliberante y referente político (¿local?) Martín Rodríguez.

“Quiero felicitar el esfuerzo de todos los compañeros y compañeras porque hoy somos más del mil haciendo cumbre en este plenario”, arrancó su discurso el concejal. Sin prensa, trascendió poco y nada. Pero twitteó: “El futuro de la Argentina depende de que cada uno de nosotros haga más de lo que hizo hasta acá. Hay que ir a construir ese futuro”.

Al cierre, el diputado de Unidad Ciudadana dijo: “Tenemos que volver a darle esperanza a la gente, le quiebran la autoestima a nuestro pueblo y les hacen creer que no merecen. Tengamos esperanza, militemos, caminemos, abracemos a quienes queremos, seamos buenas personas que esa es la principal diferencia y lo que tenemos que construir”.

Máximo Kirchner irá a juicio oral junto a su madre y su hermana Florencia, acusados de ser parte de una asociación ilícita que se dedicó al lavado de dinero y a la recepción de dádivas en la denominada causa de “Los Sauces”, donde el juez Julián Ercolini dio por clausurada la investigación. El Tribunal Oral Federal 5 será el encargado de dictar la sentencia.

Aparte, los Kirchner están procesados por la causa de los hoteles denominada “Hotesur”, con el aval de la Cámara Penal.

El primogénito de Néstor Kirchner tiene fueros (no así su hermana), aunque el antecedente reciente indica que a Julio De Vido no lo protegieron demasiado. Tampoco fue presidente como para que lo ayude la “doctrina Pichetto”, aunque ser hijo de una puede darle tiempo como para hacer campaña y buscar ser reelecto. De eso se trata el duro 2019.

Por el lado del camporismo local, reunió a un millar de militantes. Rodríguez no es de Hurlingham, donde fijó domicilio para el armado electoral de 2015, donde el candidato a intendente no tenía muchas alternativas. Ganó y punto. No maneja el HCD y jugó a dos puntas en 2017. Ambos perdieron, con Randazzo y con Cristina, a manos de Cambiemos. La pregunta es si el 2019 lo encontrará unidos o dominados. Aunque nada les asegura mantenerse en el poder.

Juanchi Zabaleta es parte del PJ bonaerense. Es temprano para saber si el partido irá con Unidad Ciudadana o se medirán en una interna, o irán separados. Los intendentes necesitan de CFK. Y viceversa. No es el caso de los gobernadores peronistas, que también quieren reelección. En todo caso, volver a la Rosada hoy es casi un objetivo secundario.