Román Martínez confirmó que se va del “Gallo”

Aunque todavía no rescindió su contrato (lo haría hoy), Román Martínez confirmó ayer que se irán del Deportivo Morón. Si bien no hubo comunicación oficial del club, hace rato que trascendieron las razones. El contrato del ex jugador de Lanús estaba atado al dólar y había pedido actualizarlo conforme a la devaluación. Una discusión de equipos de Primera, que el enganche no se animó ni a confirmar ni a negar.

“Desde el día de la presentación los dirigentes demostraron que no me querían. Todas las cosas que se vienen diciendo hasta ahora acerca de mi salida son falsas, me quieren ensuciar. La única y pura verdad es que voy a quedar libre por dos meses hasta diciembre”, le dijo Román a un periodista del Diario Olé. No hubo conferencia de prensa, como se había anunciado. Hay calentura entre los hinchas, obvio.

“Espero poder solucionar esto lo más pronto posible”, advirtió el jugador nacido en el club del Oeste, confirmado que “de todas manera me voy”. Llegó hace apenas unos meses para terminar su carrera y jugar con su hermano menor Nicolás. Ante la imposibilidad de pagarle un sueldo atado al dólar de $40 quedará libre. Tendría una oferta de Ecuador. Una liga menor, en país dolarizado. El sueldo se paga en dólares.

La decisión no llegó sola. Es cierto que hubo rumores que salieron del plantel o la dirigencia de su supuesto disconformismo con casi todo. Raro en un tipo que nació y conoce el club. Pero el enamoramiento con los hinchas no será el de la Bruja Verón con Estudiantes, claro.

Tras su regreso, Román disputó tan solo seis partidos, en los cuales convirtió dos goles. El primero ante Colón (debut) en la derrota por penales en los 32avos de la Copa Argentina. Mientras que el segundo en su debut en el torneo de la BN ante Central Córdoba (SdE). El sábado pasado no había sido concentrado para enfrentar a Villa Dálmine. El Gallo vuelve a jugar este viernes por la tarde en el Nuevo F. Urbano.

El club no está en condiciones de enfrentar locuras económicas. Los incidentes ante Almagro no ayudaron. Ni el APREVIDE funciona para cuidarle las arcas al club. De última, si se juega a horas más razonables y la mitad de la hinchada no paga entrada no tiene sentido tampoco.