Desbaratan una banda que estafaba al Estado con docentes truchos en La Matanza

Efectivos de la Dirección de Investigaciones contra el Crimen Organizado que depende de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas, realizaron una serie de allanamientos tras descubrir una organización delictiva conformada por siete individuos que durante años cometieron una defraudación al Estado cercana a los 3,5 millones de pesos. El operativo culminó con cinco detenidos, tres de los cuales pertenecían a la plante de empleados administrativos de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia.

Los operativos se desarrollaron en cuatro viviendas de la localidad de Arturo Seguí, y en otras tres en La Plata, pero continúa la búsqueda de otras dos personas que también pertenecerían a la banda que elaboró un plan para cobrar sueldos retroactivos como si fueran docentes.

El líder del grupo trabaja en la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) de la provincia y según indicó la policía era el responsable de “ingresar periódicamente con su clave personal al sistema informático, por el cual, varias personas cobraron mensualmente, en forma retroactiva y continua, por servicios laborales no prestados entre 2017 y 2018″.

Los supuestos docentes figuraban como activos e iban a cobrar a través de la ticketera del Banco Provincia, un mecanismo que no exige la apertura de cuentas de caja de ahorro sino que se puede extraer el dinero con la sola presentación del DNI.

Los “prestanombres” figuraban como preceptores de distintas escuelas de La Matanza y se movían en grupo, retirando mensualmente los sueldos, adicionales y bonificaciones, cargadas en el sistema. Durante la investigación se descubrió que la banda acompañaba a la persona que cobraba en ventanilla, le daba un pequeño porcentaje y se quedaba con la mayoría del dinero. Para Ignacio Sanguinetti, subsecretario de Recursos Humanos de la DGCyE el líder “generaba una liquidación que incluía varios sueldos retroactivos. En algunos casos el dinero retirado podía ser 45 mil pesos e incluso he visto liquidaciones por 160 mil. La metodología era poner retroactivos del mismo sueldo“.

La investigación comenzó tras una auditoría donde se observó, según describe Sanguinetti, que “esta persona hizo cargas ilegales nombrando preceptores que nunca fueron. Puede parecer una maniobra sencilla, pero no lo es. El patrón que encontramos es que siempre era la misma persona quien hacía las cargas, siempre en La Matanza, con la categoría de preceptor, y se hacían con una metodología que permitía no cobrar por cuenta bancaria, sino en ventanilla“.

La denuncia penal fue realizada por representantes de la Dirección Provincial de Legal y Técnica y de la Dirección de Coordinación de Actuaciones judiciales de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires y la causa está caratulada como “Asociación Ilícita en concurso real con fraude calificado por haberse cometido en perjuicio de la Administración Pública en concurso real con tentativa de fraude calificado por haberse cometido en perjuicio de la Administración Pública”. En la misma intervienen la UFI N° 16, a cargo de Juan Cruz Condomí Alcorta, y el juzgado de Garantías N° 5, de Marcela Garmendia, ambos del Departamento Judicial de La Plata.